Bienvenido




miércoles, 5 de abril de 2017

ESTUDIO DE VIABILIDAD DE UN NUEVO NEGOCIO


Un aspecto muy importante de un plan de negocio es el análisis de viabilidad, que es el que nos va a determinar si la empresa puede o no llevarse a cabo. Generalmente los especialistas y libros sobre planes de negocio consideran tres tipos de viabilidad, cuando en realidad no son los únicos. En el presente post explicaré de manera práctica y sencilla todos los tipos de viabilidad que se debe considerar en el análisis de viabilidad de un nuevo negocio, para saber si realmente el negocio es viable o no.


Significado de viable y viabilidad

De acuerdo al Diccionario RAE, la palabra viable significa: “Que, por sus circunstancias, tiene probabilidades de poderse llevar a cabo”.
Para el caso de un nuevo negocio…
“Viable”significa que el negocio puede ser llevado a cabo y tiene altas probabilidades de ser ejecutado con éxito.
Según el mismo Diccionario RAE, la palabra “viabilidad” significa cualidad de viable.


Análisis de viabilidad o estudio de viabilidad

El “análisis de viabilidad” de un nuevo negocio es el estudio dirigido a realizar una proyección del éxito o fracaso del negocio, para saber si el nuevo negocio será viable o no; es decir, saber si el negocio puede tener éxito, o si, por el contrario, no tendrá éxito o no  hay posibilidad de iniciarlo
El resultado del análisis de viabilidad será una de dos alternativas: el proyecto es viable o no es viable.


Importancia del análisis de viabilidad

Imaginemos que un emprendedor no realiza el análisis técnico de la viabilidad del nuevo negocio que desea emprender. Como sucede en la gran mayoría de los casos, el emprendedor intuye que el negocio es viable y decide invertir en él. Al cabo de un tiempo el negocio no responde a las expectativas y el emprendedor tiene que cerrarlo.

Si el emprendedor hubiese realizado el análisis de viabilidad de manera técnica, conocería si es posible y conveniente iniciar el negocio o no. En el caso que el resultado sea que no conviene iniciar el negocio, el emprendedor simplemente decidirá no invertir y así evitará perder su dinero.


Tipos de viabilidad a estudiar

En el tema del “análisis de viabilidad”, en general los libros y los especialistas se refieren solamente a tres tipos de viabilidad, que son: la viabilidad comercial, viabilidad técnica y viabilidad financiera. Y dejan de considerar otros tipos de viabilidad que también son muy importantes, y al no considerarlos puede llevar al emprendedor a tomar decisiones erradas. 
Efectivamente, las experiencias de muchos emprendedores nos muestran que al hacer el análisis de viabilidad considerando solamente los tres tipos de viabilidad, obtuvieron como resultado que el negocio era viable; sin embargo, no fue posible iniciar el negocio.

En realidad existen varios tipos de viabilidad, y en el análisis de viabilidad se deben considerar todos ellos, sin excepción.

Los tipos de viabilidad son los siguientes: Viabilidad comercial, viabilidad técnica, viabilidad económica y financiera, viabilidad legal y viabilidad medioambiental.

Para que el nuevo negocio sea viable es necesario que en cada uno de los tipos de viabilidad el resultado sea positivo, es decir que “sea viable”. En caso contrario, basta que el resultado sea negativo en alguno de estos tipos de viabilidad para que el negocio no pueda ejecutarse o simplemente no sea conveniente realizarlo.

A continuación explico en términos generales en qué consiste cada uno de los tipos de viabilidad.


1. Viabilidad de gestión

La gestión o administración en la creación de un negocio es de vital importancia para hacerlo funcionar con éxito. Con una gestión eficaz y eficiente las probabilidades  de obtener ganancias son elevadas. La mayoría de nuevos negocios fracasan por mala gestión.

En otras palabras, si el nuevo negocio no cuenta con una gestión eficaz y eficiente el negocio no será viable, y si se pone en marcha no lograrán los resultados que se esperan.

La experiencia nos muestra que efectivamente, el 75% de los nuevos negocios fracasan y la mayoría de ellos es por mala gestión.

La gestión no sólo se refiere a la gerencia del negocio, sino también a cada una de las diferentes funciones del negocio: marketing, ventas, operaciones, finanzas, recursos humanos y tecnología.

El análisis de la viabilidad de gestión debe comprender los siguientes aspectos:

  • El equipo de dirección del negocio
  • La estructura organizativa del negocio
  • El personal de la empresa
  • Sistema de gestión (Sistema contable, inventarios, cobranzas, abastecimiento o proveedores, clientes o socios, etc.)
  • Infraestructura y equipamiento


2. Viabilidad comercial

El análisis de viabilidad comercial trata de comprobar si el bien o servicio a lanzar en el mercado tendrá posibilidades de venta y desarrollo en el mercado. Es decir, si tendrá un mercado que justifique la inversión que se realizará.

Por ello, no basta que existan clientes que compren el producto, sino que la demanda debe ser en cantidades suficientes y además que crezca en el tiempo.

El análisis de la viabilidad comercial comprende el estudio de dos grandes temas:

a)    La oferta
La oferta se refiere a los diferentes componentes de la oferta que ofrecerá la empresa a los clientes; siendo el elemento principal el producto o servicio; e incluye también el servicio al cliente, el precio, la imagen del local y otros aspectos. Se trata que la oferta sea atractiva para los clientes y estos se interesen por el producto y lo adquieran; no solamente una vez, sino que lo compren varias veces, y que finalmente se conviertan en clientes fieles.

b)    Demanda suficiente
El nuevo negocio debe tener un mercado con una suficiente una demanda que justifique hacer todo el esfuerzo de inversión en el nuevo negocio. Es decir, que exista una cantidad suficiente de clientes que tengan el interés en comprar, la capacidad de decisión y el dinero para comprar. Además, la demanda debe ser creciente en el tiempo.

Este aspecto vital, y sucede mucho que los emprendedores sin efectuar un buen análisis y sin cuantificar la demanda se lanzan al mercado. Después, cuando ya están en el mercado, no encuentran la cantidad suficiente de clientes, y por lo tanto no tienen ventas suficientes para cubrir sus costos y obtener ganancias, y finalmente se ven obligados a cerrar el negocio.

Los instrumentos fundamentales para conocer la viabilidad comercial son el estudio de mercado y el Plan de marketing, a través del cual se recoge y analiza gran cantidad de datos sobre el entorno, la competencia y los potenciales consumidores.

3. Viabilidad técnica

El análisis de viabilidad técnica busca establecer si es posible física o materialmente la realización del nuevo negocio. Por ello, para que el negocio sea viable (se ponga en marcha y se mantenga), debe contar con los elementos técnicos necesarios y además se produzca con eficiencia y calidad. El análisis de viabilidad debe considerar dos aspectos:

a)    Recursos necesarios.

El nuevo negocio debe contar con los equipos y maquinaria, tecnología, materiales e insumos, y el personal operativo necesario. De no ser así, simplemente el negocio no podrá funcionar, o si funciona lo hará con dificultades serias.

Vemos un caso real. Un grupo de emprendedores decidieron crear un negocio de mermeladas de frutas, a base de maracuyá, e implementaron todo el negocio. Cuando comenzaron a operar, y quisieron abastecerse de maracuyá, no encontraron dicho insumo, debido a que no era la época de dichas frutas y por lo tanto el negocio no pudo comenzar. No tomaron en cuenta este aspecto, por más simple que parezca.

b)    Eficiencia y calidad

La estrategia de operaciones o producción del negocio y los procesos diseñados deben permitir una producción con eficiencia y calidad. No basta que el negocio cuente con los elementos técnicos, sino también que los procesos y los recursos estén diseñados y organizados para producir con eficiencia y calidad.

Este es un aspecto muy descuidado por la gran mayoría de los nuevos negocios.

La herramienta para elaborar la viabilidad técnica de un nuevo negocio es el Plan de Operaciones, que forma parte del Plan de Negocios.


4. Viabilidad económica y financiera

El análisis de viabilidad económica y financiera intenta establecer en forma monetaria, si un proyecto es conveniente o no; y está referida a la rentabilidad del proyecto de negocio, así como también a la capacidad del proyecto de generar beneficios suficientes y a la recuperación de la inversión en tiempos razonables.

Para el análisis de la viabilidad económica y financiera se utilizan varios indicadores, siendo los principales: La TIR, el VAN, Costo/Beneficio y Play- Back.

a)  La TIR. La tasa Interna de Rentabilidad o tasa interna de retorno es la tasa de rentabilidad promedio anual que el proyecto paga a los inversionistas por invertir sus fondos allí.

b)    El VAN. El Valor Actual Neto es una cantidad monetaria, que muestra el valor de todos los flujos de caja esperados referido a un mismo momento del tiempo, o en otras palabras presenta la diferencia entre el valor actual de los cobros menos el valor actualizado de los pagos

En términos generales se puede interpretar el VAN del modo siguiente:

Si el VAN es mayor que 0 entonces la empresa genera beneficio.

Si el VAN es igual a 0, entonces no hay beneficio ni pérdidas, aunque se pierde el tiempo.

Si el VAN es menor que 0, entonces hay pérdidas en la empresa, además de perder el tiempo.

Se deberá rechazar cualquier inversión cuyo VAN sea negativo ya que descapitaliza la empresa.

c)    Indicador Beneficio/Costo. Mide la relación entre los beneficios y los costos asociados a un proyecto de inversión con el fin de evaluar su rentabilidad.

El indicador Beneficio/Costo es un cociente que se obtiene al dividir en valor Actual de los Ingresos totales netos entre el Valor Actual de los Costos de inversión o costos totales de un proyecto de negocio.
Un proyecto de nuevo negocio será rentable cuando la relación Beneficio/Costo es mayor a 1.

Si es igual a 1, significa que no hay ganancia ni pérdida; mientras que si es menor que 1, quiere decir que el nuevo negocio no conviene llevarlo a cabo.

d)    Play – back o período de recuperación de la inversión.

Es el tiempo en el que se recuperará la inversión realizada para ejecutar el negocio.

El tiempo ideal de recuperación de la inversión depende de cada tipo de negocio y también de las expectativas del inversionista. La idea es que dicho período sea el menor posible.


5. Viabilidad legal

El análisis de viabilidad legal procura determinar la existencia de trabas legales o aspectos legales que puedan afectar de alguna manera la materialización del negocio, tanto en la etapa de inversión como en la etapa de ejecución del proyecto de negocio. Para ello es necesario analizar la normativa existente y relacionada al negocio que se piensa crear.

La idea básica es que para que el nuevo negocio sea viable debe cumplir con todas las normas legales. En caso de no poder cumplir alguna de las normas legales, simplemente no será viable.

En todo país existe numerosa normativa que debe tenerse presente a la hora de iniciar un nuevo negocio- Algunas de los aspectos legales que deben cumplir los nuevos negocios son los siguientes:

  • Legislación sobre la constitución de empresas
  • Autorización municipal o regional de funcionamiento
  • Autorización de la autoridad del sector el que pertenece el negocio. Por ejemplo en Perú, en el caso de negocios de medicamentos tiene que pedir autorización a la Dirección General de Medicamentos (DIGEMID).
  • Autorización para la construcción
  • Normas laborales, para la contratación del personal
  • Tributos que debe considerar la empresa y también las normas tributarias
  • El registro de marcas
  • Normas sobre la publicidad
  • Normas legales relacionadas a los productos
  • Normas relacionadas a la propiedad de terrenos y locales

·
6. Viabilidad medioambiental

El análisis de viabilidad medioambiental pretende analizar si el nuevo negocio respeta totalmente el medio ambiente, contribuye a su conservación y cumple con la legislación vigente sobre esta materia.

Si el negocio en su proceso productivo es contaminante (ruidos molestos, emanaciones tóxicas, mal tratamiento de desechos, malos olores, etc.), puede ser inviable y tener impedimentos legales para operar.

En Perú para algunas empresas es necesaria la autorización de impacto medioambiental, y para ello se requiere que presenten un Estudio de Impacto Ambiental el mismo que es revisado y eventualmente aprobado. En caso de no ser aprobado, el negocio no tendrá autorización para operar.

Amigo emprendedor, si te pareció útil mi explicación,  será muy bueno escribas un comentario y también lo compartas con algún amigo, familiar o colega.





lunes, 27 de febrero de 2017

EJEMPLO DE MERCADO POTENCIAL, DISPONIBLE, EFECTIVO Y META.



Una forma muy valiosa de cuantificar el mercado para efectos de proyectar la demanda es aquella que divide al mercado en mercado potencial, mercado disponible, mercado efectivo y mercado meta. Varios emprendedores me pidieron que escriba un post acerca de este tema para que lo entiendan mejor, pues la información que encontraron no es clara, precisa y sencilla de entender.  Y lo haré explicando de manera práctica a través de un ejemplo para un nuevo negocio.

Para definir los diferentes tipos de mercado mencionados primero debes definir con claridad el segmento de mercado al que se dirigirá el producto o servicio que vas a ofrecer.

El estudio que utilizaré como ejemplo corresponde a un restaurante de comida vegetariana, que se diferenciará de los demás restaurantes de comida vegetariana por ofrecer un sabor agradable y un excelente servicio al cliente. Generalmente los restaurantes de comida vegetariana son considerados como comida sin sabor o sabor no agradable, y que las personas van a tales tipos de restaurantes porque simplemente no tienen alternativa para obtener comida saludable; y además el servicio es deficiente en tales negocios.

El segmento de mercado que atenderá es el siguiente:

·         Geográfico: Distrito de Santa Teresa.
·         Edades: 18 – 64 años. Total: 240,000 personas.
·         Nivel socioeconómico: B y C. Es el 20% de la población.
·         Estilo de vida: Se preocupan por cuidar su salud. Es el 50% de la población. 


Mercado potencial

Definición: Es el conjunto de consumidores al que puede llegar nuestro producto o servicio. Son aquellos que podrían necesitar el producto o servicio que queremos ofrecer.

Está formada por las personas que consumen y no consumen el producto general que queremos ofrecer.

Ejemplo: Para el caso del ejemplo del restaurante de comida vegetariana, el mercado potencial son todas las personas que viven en el distrito de Santa Teresa, que tienen 18-64 años de edad, pertenecen al nivel socioeconómico B y C y tienen el estilo de vida saludable.

En la tabla siguiente presento el cálculo de la cantidad de personas con estas características, e incluyo la fuente de donde se obtuvieron los datos para sustentar su solidez.




Las personas que viven en el distrito de Santa Teresa, de 18-64 años de edad que pertenecen a los niveles socioeconómicos B y C y que tienen estilo de vida saludable son en total: 24,000.





Mercado disponible

Definición: Es una parte del mercado potencial y está formada por el conjunto de consumidores que tienen la necesidad específica de comprar el producto o servicio que ofrece el nuevo negocio. Esto no quiere decir que todas estas personas compraran el producto que ofrecerá el nuevo negocio. De este total, una parte podría comprar al nuevo negocio y otro no, por diferentes razones.

Para determinar el mercado disponible se utiliza el cuestionario de encuesta, e incluimos una pregunta para ello.

Ejemplo: Para el negocio de comida vegetariana, en el cuestionario de encuesta se considera una pregunta que dice: ¿Consume usted comida vegetariana?
Esta pregunta se refiere a la comida vegetariana en general, no se refiere al tipo de comida vegetariana del nuevo negocio.

Las respuestas son como se muestran:    




Para el cálculo del mercado disponible utilizamos el resultado de la respuesta Si. El mercado disponible es = Mercado Potencial x % Respuesta Si = 24,000 x 30% = 7,200 personas.





Mercado efectivo

Definición: Es una parte del mercado disponible y está formado por el conjunto de consumidores que además de la necesidad específica, tienen la intención de comprar el bien o servicio que ofrece el nuevo negocio. Aquí si se refiere a la comida vegetariana de buen sabor y con excelente servicio que ofrecerá el nuevo restaurante.

Este mercado también es definido a través de una pregunta en el cuestionario de encuesta.

Ejemplo: Para el caso del restaurante de comida vegetariana con sabor agradable y una excelente atención, en el cuestionario de encuesta se considera una pregunta que dice:

Si tuviera la oportunidad de consumir en un restaurante de comida vegetariana en la que le ofrezcan comida sabrosa y con un excelente servicio al cliente, ¿Ud. compraría allí?

Las respuestas son:




Para calcular el mercado efectivo trabajamos con la respuesta “Definitivamente Si”, porque es la que nos indica aquellas personas más interesadas o con quienes existe una alta probabilidad que consumirán el producto de este nuevo restaurante.

Por lo tanto el mercado efectivo es: mercado disponible por % Definitivamente Si = 7,200 x 90% = 6,480 personas.




Debo señalar que esta cantidad de 6,480 personas (90%) no debemos considerarlo como algo absoluto, pero si un valor que nos da una idea de la cantidad de personas que con cierta seguridad comprarían nuestro producto o servicio. Por ello algunas personas castigan esta cantidad con un %, que podría ser 20% o más, procurando con ello ser más realistas. Esto quiere decir que si bien el 90% responde que Si compraría nuestros productos, cuando el negocio esté funcionando es muy probable que una cantidad menor es la que realmente compre nuestros productos.


Mercado meta o mercado objetivo

Definición: Es una parte del mercado efectivo que la empresa espera atender, es decir  la parte del mercado efectivo que se fija como meta a ser alcanzada por el negocio.

En otras palabras, al realizar los esfuerzos y acciones de marketing de la empresa se espera captar a esta cantidad de personas.

Ejemplo: La empresa de restaurante de comida vegetariana sabrosa y con un excelente servicio considera que atenderá al 10% de la demanda efectiva.

Por lo tanto el mercado meta en números será: Mercado efectivo x % Mercado meta  = 6,480 x 10% = 648 personas.



  

Amigo emprendedor, si te pareció útil mi explicación,  será muy bueno escribas un comentario y también lo compartas con algún amigo, familiar o colega.

Si necesitas mi ayuda para crear tu negocio propio solo debes hacer clic en… CONTACTO

viernes, 18 de noviembre de 2016

CARACTERISTICAS BÁSICAS DE UNA BUENA IDEA DE NEGOCIO



Muchas personas que han decidido emprender un negocio propio quieren saber si la idea de negocio que piensan emprender es buena o no, y por ello a continuación te explico lo que considero son las características básicas de una buena idea de negocio.


MI MENSAJE CLARO Y DIRECTO


Las características básicas de una BUENA IDEA DE NEGOCIO son las
    siguientes:

·         Debe estar dirigida a un público objetivo definido (Cliente ideal)
·         Debe ser altamente diferenciada.
·         Debe satisfacer a una necesidad o resolver un problema, y cumplir con las expectativas.
·         Debe ser rentable.
·         Debe ser oportuna
·         Debe ser factible, que se pueda hacer realidad

  
Debe estar dirigido a un público objetivo adecuado (cliente ideal)

Las empresas tienen como clientes a personas u organizaciones, y es posible que existan muchas personas u organizaciones que necesitan y pueden comprar tus productos, pero es importante que te enfoques a un segmento del mercado; es decir, a un grupo específico de personas u organizaciones que tengan características similares. Personas o empresas que tengan la necesidad y deseos de comprar el producto que vendes, y que además puedan pagar por él,; y además, existan en una cantidad tal que te permita obtener el volumen de ventas y rentabilidad que esperas.

Y debes hacerlo por dos razones fundamentales:

a)    Podrás conocer a los clientes al detalle y en lo más mínimo posible: sus necesidades, cómo se comporta, cómo utiliza el producto, qué preferencias tiene, cuáles son sus características. Al conocer bien a los clientes podrás ofrecerle exactamente lo que necesitan y desean, y además conocerás sus expectativas.

b)    Podrás elaborar una estrategia de negocios enfocada a ellos y no a otro tipo de público, y podrás concentrar tus esfuerzos y recursos en ellos, y de esta manera obtendrás mayores ventas, porque les ofrecerás exactamente lo que buscan.

Debe ser altamente diferenciada

La alta diferenciación es también conocida como ventaja competitiva, quiere decir que tu producto o servicio posee una característica única, original y novedosa que no lo tiene la competencia; y dicha diferencia es o será la razón por el cual los clientes prefieran a tu negocio antes que a los competidores. Es decir, que tu negocio sea el único que lo ofrezca. 

Al ser único en el mercado, tu negocio se convierte en un monopolio, porque en el mercado el único que ofrece tal diferencia eres tú, y esta situación te pone en ventaja con respecto a tus competidores, y por ello podrás cobrar un precio más elevado que ellos; y existirán clientes dispuestos a pagar por disfrutar y vivir la experiencia de dicho producto o servicio diferenciado.

En tu pequeño negocio, si no logras una alta diferenciación en tus productos o servicios, simplemente será uno más de los muchos y no existirá una razón de peso para que los clientes quieran comprar tus productos o servicios. Por lo tanto, tus ventas serán bajas; y seguramente, con la idea de vender más, harás lo que hacen equivocadamente muchos emprendedores: bajar sus precios.

Por otra parte, ten muy presente que la diferencia que ofreces es lo que debes comunicar y hacer saber a los clientes, para que te posiciones en la mente de ellos, de manera que cuando necesiten el producto inmediatamente piensen en el tuyo.

La diferenciación debe responder con claridad y simplicidad la pregunta: ¿Por qué razón o razones los clientes preferirán nuestros productos o servicios y no los de la competencia?


Debe satisfacer a una necesidad y deseo (o resolver un problema), y también cumplir con expectativas

Las empresas tienen como clientes a personas u organizaciones, y estas a su vez tienen necesidades, deseos, o problemas que atender y resolver; así como también expectativas.

En la medida en que las empresas ofrezcan productos y servicios que satisfagan sus necesidades y deseos, resuelvan sus problemas y cumplan con las expectativas, los clientes se sentirán satisfechos y desearán repetir la compra.

Por ello es supremamente importante conocer las necesidades y deseos, y las expectativas de los clientes.

Las necesidades

Las necesidades son estados en los que el ser humano siente la carencia, falta o privación de algo. Según Maslow, las necesidades pueden dividirse de la siguiente manera:

·         Fisiológicas: Necesidades de alimento, bebida, sexo, refugio y descanso.
·         Seguridad: Necesidades de seguridad física, empleo, familiar, salud, protección y orden.
·         Pertenencia y amor: Necesidades de afecto, aceptación, amistad y pertenecer a un grupo.
·         Estima: Necesidades de respeto, reputación, prestigio y estatus.
·         Auto-realización: Necesidades personales de alcanzar la plenitud en su vida.

Los deseos

Un deseo es la exteriorización de la necesidad o expresión personal de la voluntad de satisfacer una necesidad. Una necesidad se convierte en deseo cuando se dirige a objetos específicos que podrían satisfacerlos. Por ejemplo, la necesidad de bebida puede hacer que una persona desee tomar agua sola o un jugo de fruta; o la necesidad de  alimento puede llevar a una persona a desear comer comida mexicana o comida peruana.

Debes tener presente que los deseos pueden explicitarse mucho más, y no solo al producto sino también a otros aspectos del servicio, tales como la comodidad. Ejemplo, quiero tomar un jugo en un lugar muy acogedor y cómodo, y no en uno incómodo o simple. Por lo tanto debes estar muy al tanto de los deseos de los clientes, al mínimo detalle.

Las expectativas

Son las cosas que el cliente espera obtener y recibir como mínimo de un determinado producto o servicio. Es como un estándar que el cliente fija para el producto o servicio que va a adquirir.

Es muy importante conocer las expectativas del cliente con respecto a tu producto o servicio, para que puedas ofrecer al cliente lo que espera.

Por ejemplo, si voy a comprar jugos de fruta en un negocio de nivel bajo, lo mínimo que espero es que exista higiene y limpieza, que sirvan la cantidad razonable, en un envase normal, etc.

Otro ejemplo: En un restaurante de nivel A1 un cliente puede esperar que como mínimo tenga un servicio higiénico con limpieza impecable, con equipos de marca A1, con insumos y materiales de primera calidad, con ambientes muy perfumados y una persona de atención. En cambio en un restaurante de baja categoría lo mínimo que espera un cliente es un servicio higiénico limpio, bien conservado, y con insumos y materiales sencillos.


Debe ser rentable

Cualquier idea de negocio que emprendas debe tener como característica básica que sea rentable, es decir que te permita obtener una ganancia importante con respecto a tu inversión.

Dicha rentabilidad depende de lo que esperas ganar como emprendedor. Es importante que tengas presente que si inviertes un capital es para que obtengas una rentabilidad importante, que te permita ganar más que si inviertes en ahorros o en otras alternativas. Se hace negocio para ganar bien y no para perder o empatar.

Debe ser Oportuna

Quiere decir que el momento en que emprendas el negocio debe ser el adecuado para que puedas aprovechar la situación en favor del negocio.

Tiene que ver con el momento en el ciclo de vida del producto en el mercado en el que inicias tu negocio. Una cosa es que lances en la etapa de introducción del producto en el mercado y otra en la etapa de declive del producto, cuando el mercado ya está saturado y no hay posibilidades de ventas.

Por ejemplo, si deseas incursionar en el negocio de locutorios, no será un momento oportuno porque este tipo de negocios está en declive y la demanda es cada vez menor. Por lo tanto no es conveniente este tipo de negocios.

Una cosa es que lances tu producto y eres el primero en el mercado y otra cuando ya existen muchos competidores.

En la medida que emprendas en el momento adecuado las probabilidades de éxito serán muy elevadas.

Debe ser factible

Es decir que sea posible llevarlo a cabo, que sea posible realizarlo. De nada sirve que la idea sea maravillosa si finalmente no puedes hacerla realidad.

La factibilidad de tu negocio tiene que ver con tu real disposición a hacerla realidad, con la el cumplimiento de las normas y exigencias legales y con la posibilidad de contar con los recursos (personal, tecnología y capital).


Si no estás en disposición de hacer lo que el negocio requiere de ti, y no puedes cumplir con las normas y leyes, y tampoco puedes contar con los recursos necesarios, entonces no podrás hace realidad la idea de negocio. Por lo tanto debes descartar dicha idea de negocio.

Si te pareció útil mi artículo,  puedes compartirlo con algún amigo, familiar o colega.