Bienvenido




BUSCA UNA OPORTUNIDAD DE NEGOCIO, NO UNA IDEA DE NEGOCIO

Con mucho agrado observo que existe un mayor interés de las personas por hacer empresa e iniciar su negocio propio. Veo que se están preparándose e investigando acerca de cómo hacer un negocio exitoso.

En ese interés, una de las preguntas más frecuentes que efectúan es la siguiente: ¿Qué negocio se puede iniciar en esta época? En otras palabras ¿Qué idea de negocio puedo iniciar?

En realidad, amigo emprendedor, debes tener muy presente que este tema es fundamental si quieres que tu negocio prospere y sea exitoso.

Una de las principales razones por las que fracasan los nuevos negocios es por que la idea de negocio no ha sido adecuadamente definida, es decir simplemente eran ideas y no una “oportunidad de negocio”.

Muchas veces acudimos al facilismo y decimos: “voy ha poner tal negocio porque veo que a muchos le va bien con ese negocio”, y por lo tanto a mi también me irá bien. Un ejemplo típico son los locutorios telefónicos. ERROR, tremendo error.

Existe una gran diferencia entre una idea de negocio y una oportunidad de negocio. Creo, sin temor a equivocarme, que, de una u otra manera, todos tenemos una o varias ideas de negocio en la mente. Sin embargo, son solamente ideas. Falta saber si realmente son “oportunidades de negocio”.

Y ¿cómo se puede saber si una idea es una oportunidad de negocio?

Veamos. Una oportunidad de negocio es aquella idea que cumple los siguientes requisitos:

- Es viable comercialmente. Es decir, que tenga una demanda razonable que permita obtener ganancias suficientes y que estas crezcan.

Todo negocio debe tener una cantidad de compradores que adquieran sus productos o servicios. El tema está en saber si dicha cantidad es importante, y si además es creciente. Para ello debes realizar un sencillo estudio de mercado y además preguntar a especialistas en el tema.

- Es viable económica y financieramente. Consiste en que el negocio debe permitir una ganancia razonable, que justifique todo el esfuerzo e inversión y satisfaga las expectativas del emprendedor.

Todo negocio se inicia con la finalidad de obtener un nivel de ganancias que satisfagan al emprendedor. Naturalmente al principio no se lograrán ganancias, pero se espera que en un tiempo prudencial se obtengan ganancias y estas vayan creciendo con el tiempo. Es importante saber si el negocio permitirá obtener un nivel de ganancias aceptable.

Para ello debes determinar los costos y ganancias aproximadas, o averiguar estos datos a través de especialistas y en trabajos o estudios realizados sobre el negocio.

- Es viable técnicamente. Que el producto o servicio sea factible de producir o elaborar. Que se pueda contar con los recursos humanos, físicos y materiales para la producción.

En una oportunidad, unos inversionistas decidieron iniciar un restaurante de comida japonesa, en el que la ventaja competitiva sobre los competidores era que el chef sería japonés. Iniciaron la implementación del negocio, dejando para el final la búsqueda del chef, y se encontraron con la sorpresa de que en el mercado no había un chef japonés. Por lo tanto, la idea no pudo concretarse por la falta de personal; es decir, no era una oportunidad de negocio, sino simplemente una idea.

En este caso, debes asegurarte si de verdad contarás con los recursos mencionados y no lanzarte sin antes tener la seguridad de contar con ellos.


“Si quieres tener éxito, no busques ideas de negocio, busca oportunidades de negocio”

0 comentarios:

Publicar un comentario