Bienvenido




EL MAYOR OBSTÁCULO PARA EMPRENDER: EL TEMOR

Muchas personas que quieren emprender un negocio, no deciden hacerlo principalmente por el temor. Piensan: “Quizás me vaya mal”, “nunca he vendido y por ello no creo que compren”, “no me atrevo a arriesgar”, “puedo perderlo todo”.

Si quieres iniciar y tener éxito con tu propio negocio debes enfrentarte a tres enemigos terribles: la indecisión, la duda y el temor. Como dice Napoleón Hill (Autor del libro “Piense y hágase rico”), “! La indecisión es la semilla del temor! La indecisión se cristaliza en la duda y estos dos factores mezclados se convierten en miedo”. Debes estudiarlos, analizarlos y comprenderlos y tendrás que suprimirlos de tu vida, si de verdad quieres ser un emprendedor exitoso.
El miedo es el mayor obstáculo para emprender un negocio propio. El miedo es el enemigo numero uno del éxito. Con demasiada frecuencia la gente se deja influenciar por el miedo a la hora de tomar decisiones y actuar. Por el miedo no hacemos nada, no nos arriesgamos, e impide que nuestros sueños se hagan realidad.
El mayor temor que enfrentamos al iniciar un negocio propio es el de fracasar. De quedarse sin nada, de perder todos sus ahorros. De hecho iniciar un negocio propio implica riesgos, poco o mucho, pero riesgo al fín.
¿Qué es el miedo?
Todos sentimos miedo. Pero ¿qué es el miedo? Nada más que una emoción que nos ayuda a preservar nuestras vidas ya que nos advierte del peligro y otras amenazas.
Así que antes de tomar una decisión o de emprender algo nuevo, siempre surge el temor, pero tenemos que controlarlo y no dejar que nos controle e influya en nosotros.

¿Por qué tenemos miedo?
Tenemos miedo a lo desconocido. En realidad tenemos miedo porque no estamos seguros de nosotros mismos. No tenemos confianza.

Por lo general tenemos miedo porque desconocemos el mundo de los negocios, y creemos que nos será muy difícil. También tenemos miedo por la falta de preparación y de conocimiento sobre como hacer empresa y cómo gestionarlo.
¿Cómo vencer el miedo?
Recuerda que el miedo es solo un estado mental y como tal podemos controlarlo. Napoleón Hill nos enseña cómo enfrentarnos al miedo: “Usted puede dominar su mente, posee usted el poder de alimentarla con los impulsos del pensamiento que usted mismo elija, Usted es dueño de su propio destino terrenal, lo mismo que posee la capacidad de dominar sus propios pensamientos. Puede influir directamente y hasta dominar su propio ambiente, haciendo de su vida lo que usted quiera que sea, o puede dejar de ejercer ese privilegio que es suyo lanzándose así en ese amplio mar de la “circunstancia” donde su barco navegará siempre a la deriva.

Posee usted dominio absoluto sobre sus pensamientos. Este divino privilegio es el solo medio por el que puede usted gobernar su propio destino. Y para ese propósito se le ha adjudicado a usted una fuerza de voluntad. Si fracasa en gobernar su propia mente, ya puede estar seguro de que no poseerá dominio sobre nada más.

El dominio de la mente es el resultado de la disciplina y el hábito. Usted, o bien domina a su mente, o esta le dominará a usted. Aquí no caben medias tintas. El más práctico de todos los métodos para dominar la mente es el hábito de mantenerse ocupada con un definido propósito que, a su vez, ha de estar respaldado por un plan también definido. Sin este dominio no es posible el éxito.”
Pautas prácticas
En términos prácticos, para que venzas tus temores, te recomiendo las siguientes pautas:

Paso 1: Aprende a conocerte. Dedícale un tiempo a observarte y conocerte. Uno de los signos de la madurez es conocerse a sí mismo. Identifica tus fortalezas, para desarrollarlos, y tus debilidades para superarlos poco a poco.
Paso 2: Prepárate a conciencia. Prepárate con dedicación y esmero en todo lo necesario para emprender. A mayor preparación, mayores posibilidades de éxito.
El conocimiento te dará mayor tranquilidad y mayor seguridad en lo que vas a hacer. Te permitirá tomar mejores decisiones. Es fundamental.
Si la inversión que vas a realizar es muy elevada y tienes miedo de arriesgarlo, puedes optar por una estrategia de inicio menos arriesgada.
Prepara un plan de negocio, aunque sea sencillo. No lo hagas improvisadamente.
Paso 3: Enfrenta la realidad. Mírale al miedo a la cara. El miedo no es un enemigo imbatible, todopoderoso. Atrévete y enfréntate a tus temores, mirándole a los ojos diciendo: “Tengo miedo” y después hazte la pregunta, “¿a qué?”.
Con esta pregunta has comenzado a analizar la situación en que te encuentras. Estás en el camino de la razón que te ayudará a enfrentarte al miedo. Podrás determinar exactamente a qué le tienes miedo. Te darás cuenta de que no es tan fiero, que simplemente nos advierte de algo que puede ir mal para protegernos.
Paso 4: Actúa como si no tuvieras miedo. Es el secreto mejor guardado de los grandes hombres de negocios. Tenemos que actuar con confianza sin tener en cuenta las circunstancias. Al contrario, sé audaz y que no te importe lo que diga la gente. Esa es la actitud correcta. Muchos artistas son carismáticos, atrevidos y audaces sobre el escenario, sin embargo en la vida real son extremadamente tímidos, y esto sucede porque son capaces de sobreponerse a sus temores.
Paso 5: Atrévete y actúa de inmediato. Ya tienes el camino allanado. Si postergas tu decisión sólo generarás más inseguridades y miedos. ¡Empieza ya!

El miedo se vence con la acción. Actúa contra todo aquello que estorba la mente, todo aquello que dice que no se puede. Todo esto es psicológico y se debe de tener la madurez y la valentía para hacerlo. Nadie mas lo hará sino uno mismo porque se tiene capacidad mental para desarrollar todo lo que se propone.
Si buscas el éxito en la vida y los negocios debes hacer el esfuerzo por controlar tu temor y dar el primer paso hacia la realización de tu meta. Solo si tomas acción sucederá lo que deseas. Vislumbra desde ya el éxito y lucha por él.
Cuando se vencen los temores aumenta la confianza y se logra la madurez para enfrentar cualquier situación, y se puede hacer realidad todos lo que se ha propuesto porque ya nada impedirá hacerlo. ¡Sí puedes lograrlo!


“Si piensas que estás vencido, vencido estás. Si piensas que puedes, podrás… Todo está en el estado mental” .
Christian Barnard

0 comentarios:

Publicar un comentario