Bienvenido




ATENCION AL CLIENTE EN HUANCAYO


El sábado 14 de noviembre estuve en la “Incontrastable” ciudad de Huancayo para ofrecer una charla a emprendedores de dicha ciudad, organizada por Junín Emprendedor con el apoyo de COFIDE. Con Luis Silva, expositor de COFIDE tratamos los temas: Atención al Cliente, Marketing en el Punto de Venta. La asistencia fue muy buena, y creo que los objetivos se cumpleron. Existe mucho interés de los emprendedores en iniciar un negocio y mejorar los existentes.

En esta opoetunidad comparto contigo mis experiencias sobre la atención al cliente en Huancayo.

El grupo Interbank ha construido el Complejo Comercial Real Plaza, en la que se encuentra Plaza Vea y una serie de negocios. Fuimos a tomar desayuno con una persona a uno de estos negocios muy bonitos y modernos. Había muy poca gente en dicho local. Una vez ubicados en la mesa se cerca la mesera, nos entrega la carta y efectuamos nuestro pedido. Luego de revisar la carta, a mi compañera de mesa se le apeteció un tamal de la lista e hizo su pedido. La mesera tomó nuestros pedidos, se retiró, y después de un rato se acerca y le dice a mi compañera: “Señorita, se nos acabó el tamal”. Era increíble que no haya tamal. Y es que esto no debe suceder, estamos hablando de un simple tamal, cuyo aprovisionamiento no es complicado, y si por alguna razón no tienen simplemente no se ofrece al cliente. Primera experiencia.

A la hora de almorzar fui a un restaurante turístico. Había una gran cantidad de clientes, las meseras se movilizaban de un lado a otro sin cesar. Varias personas entre las cuales me incluyo estuvimos esperando mucho tiempo y no nos atendían. Después de un rato se acerca una mesera y me tómale pedido. Siguieron demorando, pasaba una mesera y le hacía recordar que me atiendan el pedido, pasó otra y nada. Al rato veo que una de las chicas conversaba con la que recibió mi pedido. Luego esta señorita se acerca y me pregunta: ¿Qué me pidió señor? Incómodo le repetí el pedido.

Después de otro rato me sirven pero no me entregan los cubiertos. Tuve que pedir otra vez. Al momento observé que una señora le reclamaba airadamente a una mesera porque no le atendía su pedido de hace varios minutos. Como comprenderás no pude disfrutar mi almuerzo.

Horas después me encontré con Luís, mi colega expositor de COFIDE, quien me contó tres experiencias de mal servicio y atención al cliente. Le entendí, y pude comprobar la gran verdad de sus afirmaciones: El servicio al cliente en los negocios de Huancayo es de baja calidad. Recordé que lo mismo sucede en la mayoría de los pequeños negocios en Lima.

Para cerrar con broche de oro, el día de mi retorno a Lima me dirigí a la Empresa de Transportes Salazar, una hora antes del momento de partida. Como las personas organizadoras del evento compraron mi pasaje, y me aseguraron que todo estaba en orden supuse que todo estaba en regla. Al momento de pedir la confirmación de mi pasaje me indicaron que mi nombre no estaba registrado en la lista. Al viajar de Lima Huancayo seguí el mismo procedimiento y no tuve ningún problema para viajar.

Le pedí a la señorita que atendía, que revise nuevamente la lista, se incomodó y me dijo: ya lo revisé y usted no está. Noté que esta persona no estaba preparada para una buena atención al cliente. Sus gestos y forma de atender eran negativos.

Fui a llamar a la persona de la institución que coordinó mi estadía en Huancayo y no pude ubicarlo. Me dije: Ahora ¿qué hago? Eran las 11 p.m., pensé en ir al terminal a tomar un bus en la ruta, cualquiera hacia Lima. Me sentí muy incómodo.

Decidí enfrentar la situación apelando a la experiencia. Después de insistir, apareció una señora, quien con otra actitud, la de solucionar el inconveniente revisó una y otra lista, y finalmente y resolvió el problema.

Regresé contento a Lima, porque alguien, con muy buena actitud me “ayudó” a salir de una situación incómoda. Es reconfortante saber que existen algunas personas, que aunque no están preparadas tienen la iniciativa de hacer algo por atender bien al cliente.

El mensaje: “Si tienes un negocio o piensas en iniciar uno, preocúpate siempre en contar con gente seleccionada y preparada para atender adecuadamente a los clientes. Este solo hecho podrá marcar la diferencia con tus competidores y se convertirá en una ventaja competitiva para tu negocio.” Hazlo, y tus ventas crecerán.

Contribuye a un mundo feliz: Un cliente satisfecho se sentirá feliz, y contagiará su felicidad a otros.

0 comentarios:

Publicar un comentario