Bienvenido




LA GENTE: FACTOR CLAVE DEL ÉXITO EMPRESARIAL


En estos tiempos de grandes cambios en el ambiente externo en el que se desenvuelven nuestras MYPES, estas tienen grandes dificultades para crecer y desarrollar.

Se dice que todo negocio que desee el éxito debe hacer lo necesario para volverse COMPETITIVO. Y es cierto, debe desarrollar la capacidad para hacer frente y ganarles a los competidores. Y ¿cómo puedes lograrlo?

En realidad son varios los aspectos en los que debe desarrollar la empresa, uno de ellos, diría que el principal es: la gente. Debes desarrollar personal competente.

Escuchamos decir que “el elemento más importante de un negocio es el cliente”, y creo que en gran medida tienen razón, por el lado de la demanda, pues sin ellos no existiría nuestro negocio. Sin embargo creo que es un error pensar que solamente el cliente lo es.

No debemos olvidar que por el lado de la oferta, es decir de nuestra empresa, el elemento más importante es EL PERSONAL, LA GENTE. Sin ellos nuestra empresa no sería exitosa. Ellos son los que hacen las cosas, son los que fabrican los productos y elaboran y brindan los servicios. Son los que atienden a los clientes. De ellos depende la calidad de los productos y servicios, de ellos depende la satisfacción de los clientes. Ellos son “los soldados” que van a la “guerra”. Pero, para que “ganen las batallas y la guerra”, para que sean eficientes y productivos y brinden un servicio de calidad deben estar adecuadamente capacitados y motivados. Deben estar satisfechos en la empresa. Un colaborador satisfecho hará las cosas con gusto y este sentimiento, sus energías positivas lo trasladará a sus acciones y estas, a su vez serán percibidas por los clientes.

Para ello es importante que el empresario tome decisiones en aspectos clave en materia de personal:
- Seleccionar a personal idóneo, y no ubicar a cualquier persona simplemente porque es familiar o es de “confianza”, sin analizar si tiene la preparación o la condiciones o el potencial para desempeñarse adecuadamente en el puesto.
- Ubicar al personal en el puesto en el que aportará más de sus capacidades
- Capacitar permanentemente al personal.
- Motivar e incentivar al personal, no pensar que solamente el sueldo o la remuneración es suficiente. El salario emocional es muy importante para los colaboradores. De este tema trataré en un artículo futuro, pero te puedo adelantar que se refiere a todo aquello que no sea monetario.
- Remunerar adecuadamente al personal. Debe ser justo y equitativo. Esto, naturalmente, dentro de la posibilidades de la empresa. No se trata de aumentar por aumentar, no.

No cometamos el error de tratar al personal como a un recurso cualquiera, sin preocuparnos por él, y a la vez esperar que nuestro negocio marche bien.

Muchos propietarios de negocios dicen muchas veces: “gracias a mi el negocio es lo que es, si no fuera por mi el negocio no hubiera crecido” Este tipo de empresarios se olvida de lo más importante: los colaboradores. Ellos son los que han hecho posible que la empresa se encuentre donde está, y no solamente el propietario.
Muchos podrían decir, pero ¿tengo que hacer todo esto? ¿Es mucha la inversión que tengo que hacer? Tengo pocos recursos y no me alcanzará, y tendré que trabajar solamente para el personal. ¡No!, es un error pensar así.

Por ello es importante que tomes consciencia que el PERSONAL ES CLAVE PARA EL ÉXITO DE TU NEGOCIO: Si esto lo entiendes muy bien, entonces cualquier desembolso que hagas o tiempo que dediques no será un gasto, sino una INVERSION, y que por ello obtendrás buenas ganancias. Dice el dicho: “Para hacer tortillas tiene que romper huevos”, de igual manera te puedo decir: “Si quieres ganar tienes que invertir”

Haciendo lo anterior lograrás una empresa ganadora y exitosa, te lo aseguro.

0 comentarios:

Publicar un comentario