Bienvenido




DIFERENCIARSE O MORIR


En estos tiempos de gran competencia la probabilidad de fracaso de los nuevos negocios es cada vez mayor, por ello es fundamental una mayor preparación de parte de los emprendedores, de manera especial en los aspectos clave para el éxito de su negocio, como el marketing.

En marketing existen dos conceptos y estrategias clave para el éxito empresarial y que se deben desarrollarlos desde un principio: La diferenciación y el posicionamiento.

Cuando un emprendedor quiere lanzar su producto o servicio (por ejemplo camisas para varones) debe “ponerse en los zapatos del cliente” y como si fuera este preguntarse: ¿por qué razones voy a comprar las camisas de este nuevo negocio si siempre compro la marca ANTONIO´S, y con ella me siento bien y no tengo ningún problema? ¿Qué cosas me ofrece de diferente este nuevo producto como para animarme a comprar? Si no me ofrece nada diferente y atractivo para animarme a comprarlo ¿porque le voy a comprar?

Obvio ¿no? Sin embargo, la mayoría de empresarios de la micro y pequeña empresa no se dan cuenta de este aspecto crucial para su negocio y simplemente lanzan su producto sin una clara y contundente diferencia. Sus productos se parecen a los demás y se confunden entre ellos. Si es así, ¿crees que los clientes se darán cuenta de la existencia de tu producto? ¿Se darán cuenta que es diferente a los demás? No, ¿verdad? Por lo tanto es poco probable que te compren o simplemente no te comprarán.

Puedes diferenciar tu producto o servicio de diferentes maneras:

a) Por los atributos del producto o servicio: explotando una característica del producto o servicio, por ejemplo más grande, más rendidor, mejor sabor, calidad, mejor atención, etc. Ejemplo: gaseosa KOLA REAL, más rendidor, con los envases de 3 litros a un precio “justo”.

b) Por los beneficios del producto: Del resultado de utilizar el producto. Por ejemplo: cuidado de las manos (no quema) al usar determinado detergente, cabello brilloso por usar un champú XX, etc.

c) Por el precio: Equivocadamente muchos acuden a este tipo de diferenciación, perjudicando a su negocio. Es adecuado para aquellos que tienen bajos costos y saben controlarlos. Por ejemplo: pasta dental DENTO.

Tengamos muy presente lo que nos enseñan Rais y Trout, los padres del concepto de posicionamiento: “Diferenciarse o morir

Si aún no cuentas con un producto y/o servicio diferenciado es mejor que no te lances con tu negocio porque simplemente no te irá bien. Es mejor que te tomes el tiempo que sea necesario y desarrolles un producto y/o servicio diferenciado.

Y no solamente debes considerar esto, sino también, en el futuro siempre debes innovar tu producto y/o servicio para mantener vigente tu negocio. Esta debe ser una estrategia permanente de tu negocio.

EL CONSEJO: Diferencia tu producto y/o servicio de la competencia, ¡sí o sí!.

0 comentarios:

Publicar un comentario