Bienvenido




¿FORMALIZO O NO MI NEGOCIO?


La formalización de un negocio significa que debe funcionar cumpliendo las normas y leyes de la localidad, región o país en la que se desarrollará.

Sea que tengas un negocio o que pienses iniciar uno propio, seguramente la idea de formalizar tu negocio, es decir constituir una persona jurídica, ronda tu cabeza una y otra vez, y quizás no te deja tranquilo. La verdad es que sentimos gran presión por ello.

A pesar de ello, debo decirte que si bien es cierto que es importante y necesario formalizar un negocio, también es cierto que debemos saber en qué momento hacerlo.

Recuerdo que cuando inicié mi empresa lo hice formalizándola desde el principio, y la verdad es que, debo confesarlo, para mi fue un gran error. Me explico.

Recién empezaba ni negocio, no tenía clientes y ya me sentía presionado por una serie de responsabilidades que enfrentar con pocos recursos para ello. Tuve que asumir muchos gastos que eran demasiados para mi pequeño negocio, entre ellos:

- Constituir un negocio aproximadamente, incluyendo los libros societarios y de contabilidad legalizados
- Licencia municipal
- Otros permisos y pagos, dependiendo del giro del negocio
- Pago de una remuneración fija al personal, así como de gratificaciones y vacaciones
- Declaración mensual de impuestos, pago del IGV y del impuesto a la Renta (por adelantado)
- Alquiler de local

Recuerdo cuando tenía que pagar la planilla, cuando llegaba la fecha de declarar los impuestos y hacer el pago respectivo, o cuando llegaba julio y diciembre y tenía que pagar gratificaciones, realmente era terrible. Mi negocio se quedaba sin liquidez para que funcione sin problemas, realmente era un dolor de cabeza.

Me ponía a pensar: "Si no hubiera formalizado mi negocio no tendría estos problemas y estaría en una mejor situación".

Algo fundamental que no debemos olvidar es que la empresa vivirá con los ingresos por ventas. Si no hay ventas o estas son reducidas y no permiten cubrir los costos, entonces tendrá que cerrar.

Si nuestro negocio es micro o pequeño, y cuenta con pocos recursos, es prácticamente imposible que pueda asumir muchos gastos sin verse afectado seriamente.

Además, al iniciar un negocio, y especialmente cuando no tenemos experiencia en dirigir un negocio, las ventas son pocas o nulas, y se debe trabajar duro para conseguir los primeros clientes, y para mantenerlos y así hacer crecer nuestro negocio. Esto se consigue con el tiempo. Y... ¿si no resulta y no se consiguen ventas suficientes? ¿Que será de nuestro negocio?. Tendrá que cerrar.

Por favor, no me vayas a entender mal, con esto no quiero decirte que en general no es conveniente formalizarte. Sería un gran error.

En realidad, dependiendo del tamaño del negocio, es decir del nivel de inversión que hagas, habrá necesidad o no de formalizarlo.

Mi recomendación es que:

a) Si la inversión en tu negocio es muy pequeña: Si te formalizas tu capital se reducirá significativamente y tendrás pocos recursos para que funcione con normalidad y contarás con poco capital de trabajo para que opere tu negocio por cierto tiempo.

Es este caso no es conveniente formalizarse, tu preocupación debe enfocarse a ganar clientes y tus escasos recursos deben servirte para cubrir los costos fijos (alquiler, agua, electricidad, teléfono, etc.).

Otra razón es que en los primeros meses debes probar cómo te va y cómo te sientes al dirigir tu negocio propio, si te sientes bien o no haciendo empresa. En realidad estarás probando a ser empresario.

Si tus ventas crecen y continúas así, llegarás un momento en el cual el mismo mercado te dirá: “ahora tienes que formalizarte, porque si no lo haces te quedarás, perderás oportunidades y no podrá crecer tu negocio”.

Sin embargo, debes tener muy en cuenta que ahora existe la Ley de Promoción de la Microempresa que permite reducir los costos laborales de manera importante y otras ventajas más. Es cuestión que lo analices y veas que tan conveniente es para ti.

b) Si la inversión que vas a hacer es importante, necesitarás lograr un buen nivel de ventas, y esto puede significar que tengas que hacer negocios con empresas o clientes medianos y grandes, o quizás clientes pequeños pero en un gran número; y para ello es básico que tengas que formalizar tu negocio desde el inicio.

Además, ten presente que en este nivel las autoridades estarán supervisando tu negocio y ejercerán mayor control. Es decir la municipalidad, la SUNAT y el Ministerio de Trabajo entre las principales.

Por lo general en este nivel no hay otra alternativa que formalizar tu negocio desde el inicio.

En este caso es necesario que cuentes con una buena preparación, especialmente en ventas, porque no puedes darte el lujo de fracasar, el costo será elevado para ti. Todos los pasos que des deben ser estudiados cuidadosamente. A mayor inversión mayor riesgo.

0 comentarios:

Publicar un comentario