Bienvenido




MARIO VARGAS LLOSA: UN EJEMPLO DE EMPRENDEDOR



En Perú, a partir de ayer, estamos viviendo un momento histórico, días de gran alegría por el Premio Nobel que ha obtenido Mario Vargas Llosa, nuestro talentoso escritor, quien es considerado uno de los más importantes novelistas y ensayistas de habla hispana.

Vargas Llosa posee una abundante obra, que incluye novelas, crítica literaria, periodismo, comedias, ensayos, teatro, etc. Se inicia por los años sesenta con novelas como La ciudad y los perros (1962), La casa verde (1965), y la monumental Conversación en la catedral (1969). A lo largo de su vida ha escrito innumerables obras, tales como La guerra del fin del mundo (1981), Lituma en los Andes (1993), La Fiesta del chivo (2000), y ya está por salir al mercado su obra mas reciente “El sueño del celta”. Sus obras han sido traducidas a más de 30 idiomas.

Ha obtenido muchos premios y distinciones, tanto a nivel internacional y nacional. Ha ganado premios como el Cervantes, el Príncipe de Asturias, el Planeta o el Rómulo Gallegos, y recibido doctorado Honoris Causa de universidades americanas, asiáticas, europeas y peruanas; y ahora el premio mayor, el Premio Nobel.

Es un emprendedor en todo el sentido de la palabra

Recuerdo algunas de las entrevistas que le hicieron acerca de su labor de escritor, y el explicaba todo lo que para el significaba ser escritor…cómo hacia para dar a luz sus grandes obras. Aprendí que Mario Vargas Llosa es un ejemplo de emprendedor, en su especialidad, el campo literario. Veamos algunas de las principales características que ha desarrollado este exitoso emprendedor:

a) Tiene vocación. Si hay una cosa que define a Mario Vargas Llosa es su vocación de escritor, y la fidelidad que guardará a ese propósito a lo largo de toda su vida. Una vocación que, como confiesa en sus memorias “El pez en el agua” (1993), surgió casi como una rebelión contra la autoridad paterna, pero pronto se convirtió en la temprana certeza de que su destino iba a estar marcado por el rítmico tableteo de una máquina de escribir o de un procesador de textos.

Disfruta de lo que hace, le gusta, le encanta escribir, por lo tanto se puede decir que no trabaja, sino que “disfruta” de su actividad literaria y no se cansa.

b) Tiene disciplina, dedicación y esfuerzo. Tras su fracaso político como candidato a la presidencia en el año 2000, volvió a las letras, de donde -según manifestó- nunca debió salir. "Escribir es un trabajo que requiere perseverancia, horarios, imponerse una disciplina y respetarla, eso creo que es fundamental. La razón por la cual me someto con tanta facilidad a esa disciplina en mi trabajo es porque no tengo la sensación de que sea un trabajo sino un placer", dice de una actividad que seguirá realizando mientras viva.

Por ejemplo su ultima obra, “El sueño del Celta”, que pronto saldrá a la venta, lo ha escrito en mas de tres años. Imaginemos por un momento lo que implica empezar a escribir una obra y continuar durante 3 años, todos los días, de manera disciplinada; perseverando…hasta culminar la obra.

Para los aspirantes a escritores, o para aquellos que creen serlo porque producen libros como algunas fábricas producen morcillas, Mario Vargas Llosa tiene un buen consejo: "Detrás de las grandes obras literarias hay disciplina, perseverancia, terquedad, espíritu crítico y autocrítico".
El escritor peruano recuerda el caso de Gustave Flaubert: "Sus primeros escritos fueron limitados y sus novelas pobres, pero él estaba consciente y como era un escritor ambicioso, insistió y se exigió de una manera casi sobrehumana para buscar la imposible perfección, hasta que logró construir su genio".

c) Empezó con pocos recursos. Cuando empezó su carrera como escritor tuvo muchas limitaciones económicas. A los 19 años decide contraer matrimonio con su tía política Julia Urquidi, lo que aumentó sus urgencias económicas. Desempeña varios trabajos, sin embargo, sus ingresos totales apenas le permitían subsistir.

A base de estudio y esfuerzo obtiene una beca de estudios en 1959 parte rumbo a para hacer un doctorado en la Universidad Complutense de Madrid; así, obtiene el título de Doctor en Filosofía y Letras. Luego de un año se instala en París.

Al principio su vida en la ciudad de la luz transcurre entre la escasez y la angustia por sobrevivir, por lo que acepta diversos tipos de trabajo, como periodista, profesor y locutor.

Los esfuerzos por llevar a cabo su vocación literaria dan su primer fruto cuando su primera publicación, un conjunto de cuentos publicados en 1959 con el título Los jefes, obtiene el premio Leopoldo Arias. Allí comenzó a labrar su exitosa carrera. Es así que a lo largo de casi 50 años ha creado muchas obras y ha obtenido muchos premios y distinciones.

Es un modelo a seguir para la juventud

Alfredo Barnechea, escritos, ensayista y político peruano, expresó un sentir especial acerca de Mario Vargas Llosa, su buen amigo: Es un ejemplo para los jóvenes, un modelo a seguir, de que cuando hacemos lo que nos gusta, y lo hacemos con dedicación, trabajo, perseverancia, disciplina férrea se puede llegar lejos hasta alcanzar sus objetivos.

Las declaraciones de Vargas Llosa ayer ante los periodistas en nueva York, registradas en El País Digital (España), lo pintan de cuerpo entero como un verdadero emprendedor:

“ Vargas Llosa está a punto de publicar El sueño del celta, en la que se exige otra vez, como autor, una disciplina que es propia de los buenos periodistas. A ese valor, el del periodismo, alude en esta respuesta. "El periodismo me ha dado la obligación de confirmar, de verificar, me ha enseñado lo importante que es la perseverancia. Si no hubiera tenido esa disciplina no hubiera sido un escritor; sigo verificando, sigo corrigiendo, obsesivamente. Es un gozo para mí escribir, sin duda, pero si detrás no hubiera este esfuerzo no hubiera escrito las historias que ahora forman parte de mi vida. Es una servidumbre y un gozo, un gran gozo".

1 comentario:

  1. Que buen articulo.
    Así como Mario Vargas, yo tengo como ejemplo a Adrian Velasquez Figueroa... investígalo, ha hecho cosas grandes a costa de muchos obstáculos.

    ResponderEliminar