Bienvenido




COMO INICIAR UN NEGOCIO – Parte 3: EL ESPIRITU EMPRENDEDOR


¿Qué es el espíritu emprendedor?

En inglés se conoce como “entrepreneurship”, y está claro el concepto. Sin embargo, no es fácil definir el concepto en castellano. No existe una definición única o idea única, pues así lo demuestran las definiciones existentes. El espíritu emprendedor tiene como sinónimos a los términos emprendedorismo, emprendedurismo.

Fernando Dolabela, importante especialista brasilero en educación emprendedora, define el espíritu emprendedor de la siguiente manera: En un sentido amplio, “es una propuesta de intervención en el mundo para generar utilidad y bienestar social para la colectividad. Es un fenómeno cultural porque incluye los comportamientos, los valores y las creencias sociales, las formas de ver el mundo”.

Una definición bastante sencilla y que me gusta mucho es la que presenta la Universidad de Babson, universidad líder en espíritu emprendedor: el espíritu emprendedor “es la habilidad para crear y construir algo de prácticamente nada." Es decir:

· Iniciando, haciendo y construyendo una empresa u organización, más bien que observando, analizando o describiendo una.
·   Es la destreza para detectar una oportunidad donde otros ven caos, contradicción y confusión.
· Es el saber como encontrar, ordenar y controlar recursos (frecuentemente poseído por otros) y estar seguro que no se quedará sin liquidez cuando más lo necesite
·  Finalmente, es la disposición para asumir riesgos calculados, personales y financieros, y luego hacer todo lo posible  para obtener las ventajas a su favor”.

Por su parte, el “Libro Verde-El Espíritu Empresarial” de la Comisión de las Comunidades Europeas, Bruselas 2003, señala que “existe un acuerdo casi universal de que el Espíritu Emprendedor se relaciona con la forma en que los individuos y/o las nuevas ideas y formas de hacer las cosas responden en forma activa al entorno y de esa manera provocan cambios que incluyen diversos grados de incertidumbre y complejidad”.

El Espíritu Emprendedor puede definirse de la manera siguiente: Son los comportamientos, habilidades y atributos que caracterizan a determinadas personas para hacer realidad sus sueños con pocos o ningún recurso, enfrentar y disfrutar del cambio y la innovación, que involucran mayores niveles de incertidumbre y complejidad, como forma de lograr la satisfacción personal.

Esta definición abarca a todo tipo de organizaciones. Es así que existen emprendedores en organizaciones empresariales, sociales, educacionales, religiosas, científicas, deportivas, entre otras. También comprende a los emprendedores internos, en las organizaciones.

Por otra parte, Dolabela, manifiesta que “El espíritu emprendedor,  en sentido específico, referido al aspecto económico, es el proceso de identificar, desarrollar y dar vida a una visión, que puede ser una idea novedosa, una oportunidad o simplemente una mejor manera de hacer las cosas; y cuyo resultado final es la creación de una nueva empresa, formada bajo condiciones de riesgo y considerable incertidumbre”.

Efectivamente, si aplicamos la definición de espíritu emprendedor a la empresa, al cual denominamos espíritu empresarial, podemos decir que es la actitud y la aptitud de una persona para hacer realidad un sueño del negocio exitoso, detectar una oportunidad y aprovecharla con el fin de crear un nuevo negocio, y luchar por ella para lograr el éxito económico, combinando el riesgo, la creatividad y la innovación con una gestión sólida.



COMO INICIAR UN NEGOCIO PROPIO - Parte 2: ERRORES FATALES QUE SE DEBEN EVITAR COMETER

Según diversas estadísticas tanto del Perú como del extranjero, se tiene la información que más del 50% de los nuevos negocios MYPE fracasa antes del primer año y que el 90% no pasan de los tres años. Es decir, de todos los negocios que inician los emprendedores por primera vez solamente un 10% pasa la prueba y logra crecer, desarrollar y alcanzar el éxito, mientras que el resto fracasa y cierra. Estamos hablando de un altísimo nivel de mortandad de los nuevos negocios.

Sin embargo, a pesar de estas dramáticas cifras, por alguna razón quizá explicable pero difícil de entender se continúan creando empresas y seguimos con los mismos porcentajes de mortandad de los nuevos negocios. Es decir que, aún cuando muchos emprendedores han pasado por estas experiencias y han fracasado, otros que los siguen continúan cometiendo los mismos errores en sus negocios y siguen fracasando. Continúa el círculo vicioso del fracaso de los nuevos negocios.

A continuación presento los errores más comunes y principales que cometen los emprendedores que inician su negocio propio, especialmente cuando invierten una importante cantidad de dinero, y que les impiden triunfar en el mercado. Es el producto de experimentar personalmente y conocer cientos de experiencias de emprendedores a lo largo de más de 15 años de trabajo con ellos.

He experimentado con mi negocio propio las consecuencias de cometer varios de estos errores; por ello se lo que cuesta y he aprendido cómo evitarlos.

Espero que los emprendedores sean conscientes de estos errores cometidos por otros y los tomen en cuenta, de manera seria y responsable, para que no caigan en los mismos. Ante ello el antiguo refrán cae preciso para todos:
“Un tonto aprende de sus propios errores y un sabio aprende de los errores de los demás”.
Los errores más comunes son los siguientes:

1. Desconocimiento del negocio. Uno de los principales inconveniente del empresario MYPE es su falta de conocimiento o experiencia, sea en los dos o en alguno de los siguientes aspectos clave para el éxito de un negocio:
• En el conocimiento del negocio, del sector, de la línea o del producto en sí.
• Poca o ninguna experiencia empresarial y gerencial.
2. No planificar. Bien dice un refrán napolitano: "El que no piensa y se organiza antes de actuar.....termina por arrepentirse". La mayoría de emprendedores no planifican, y se lanzan sin estar preparados. Inician su negocio y lo dirigen con un proceso de prueba y error (cometen un error, rectifican y avanzan; y así siempre están reaccionando, para apagar incendios). Al final: un enorme desperdicio de tiempo y recursos económicos; y lo que es peor, el fracaso del negocio.
3. Incursionar con la estrategia de precios bajos. Por lo general los emprendedores MYPE inician y desarrollan sus negocios con precios bajos en la creencia que así captarán clientes y ganarán mas, olvidándose que su negocio existe para obtener ganancias y no solo vender. Un negocio MYPE por lo general tiene costos altos y en la medida que reduzca los precios, sus márgenes de ganancia se reducirán a tal punto que llegará a no ser rentable para ellos o generará pérdidas, situación que los llevará al cierre del negocio.
4. No poner atención al marketing. No emplean el marketing y más bien sus practicas de comercialización están orientadas al producto y a las ventas, perdiendo de vista la orientación al mercado y al cliente. Emplean prácticas anticuadas y desfasadas. Esto, trae como consecuencia bajas ventas y el fracaso del negocio. Este error se manifiesta en las siguientes prácticas:
• Utilizan un enfoque de ventas, es decir primero producir y luego buscar donde colocar sus productos, cuando se debe hacer exactamente lo inverso.
• Creer que el producto se venderá solo: No basta tener un buen producto, es necesario realizar una estrategia para dar a conocer el producto y venderlo.
• Lanzarse sin conocer adecuadamente el mercado. Sin conocer quiénes a los clientes.
• Menospreciar a la competencia o pensar que no hay competencia.
• Tratar de atender a todos. Sin tener claro el segmento al que dirigirán sus productos.
• Los productos no tienen una marca que los identifique. Por lo tanto pasan desapercibidos y sus posibilidades de crecer y desarrollar son mínimas.
5. Decidir por una idea equivocada. Iniciar un negocio sobre la base de simplemente una idea, sin evaluar si realmente constituye una oportunidad de negocio; es decir, si es viable: comercialmente (tienen un mercado importante); económicamente (si permitirá obtener buenas ganancias); y técnicamente (si se contará con los elementos necesarios para que pueda ser fabricado o elaborado).
6. Pecar de exceso de optimismo. En esencia, los emprendedores son optimistas. Así debe ser. Sin embargo, muchos exageran y pecan de optimistas, sobreestiman sus capacidades y exageran la proyección de ingresos y de egresos, sin considerar los imponderables que en la vida real pueden suceder, y que podrían hacer cambiar los planes.
7. Creer que uno se las sabe todas. Por eso inician sus negocios sin buscar el apoyo de nadie. Según ellos, saben y conocen bastante de marketing, de finanzas, de calidad, de producción, saben cómo iniciar un negocio con éxito; es decir lo saben todo. La verdad es que saben que no saben muchos aspectos del negocio, y aún así siguen adelante sin consultar a nadie.
8. Deficiente manejo de personal. Los emprendedores aún no se han dado cuenta que el mayor activo que tienen es su personal. El deficiente manejo del personal se traduce en lo siguiente:
• Contratar a personas incompetentes.
• No hay claridad en las funciones y responsabilidades. Duplicar las funciones.
• No trabajar en equipo.
• No preparar ni capacitan al personal.
• No motivar al personal.
• No manejar adecuadamente las dificultades de trabajar con familiares y allegados.
9. Manejo ineficiente del dinero. Es otro gran error que cometen los emprendedores, el cuan se traduce en lo siguiente:
• Capital insuficiente.
• Manejo ineficiente de la liquidez.
• Deficiencias en materia de créditos y cobranzas.
• Confunde el dinero de la empresa con el de la familia.
10. Pensar que empezarás a ganar dinero desde el primer día. Muchos emprendedores se inician sus negocios pensando que es fácil hacer empresa y que empezarán a vender y ganar dinero desde el primer día. Pierden de vista que al inicio, por lo general, las ventas son bajas, situación que naturalmente genera preocupación porque existen costos fijos que se deben asumir. Sin embargo, la preocupación debe ser que las ventas no crezcan conforme pasa el tiempo.

EL EMPRENDEDOR MAS JOVEN DEL MUNDO

Desde hace dos años, Harli Jordean, un chico de 8 años de Stoke Newington, Londres, Inglaterra, ha estado vendiendo canicas. Su exitosa compañía, Marble King, vende todo tipo de productos relacionados con este juego --desde tubos baratos surtidos con canicas de diferentes tamaños hasta productos más caros como el set de bolas grandes Duke of York--, que son gestionados, comprados y procesados por el mismísimo Harli.
“Me gusta tener mi propia compañía. Me gusta ser el jefe”, confiesa Harli.
.
Tras alcanzar ganancias que ya llegan al orden de las miles de libras, el empresario más joven del mundo decidió contratar a su madre y sus hermanos mayores para que lo ayudaran a satisfacer la creciente demanda. 
.
Harli creó Marble King después de perder su colección de canicas en el colegio. Poco faltó para que Harli y su madre Tina enloquecieran buscando reemplazo en Internet. Fue entonces cuando descubrió que había un vacío en la red: las bolas que deseaba no se encontraban fácilmente. A los pocos meses ya tenía su propio sitio web para vender canicas y poco a poco comenzaron a aumentar las órdenes de compra.
.
Según Tina, la obsesión de su hijo por las bolas comenzó cuando tenía solo 6 años. “Estaba tan obsesionado que comenzamos a llamarlo Marble King (El Rey Canicas). Por eso, cuando quiso abrir un sitio web surgió ese nombre de manera natural”, dijo la madre.
“Nunca pensé que se volvería tan popular. A veces tenemos que esforzarnos para poder cumplir con la entrega, por el volumen de órdenes que recibimos”.

El niño de 8 años tiene la vista puesta en ampliar su negocio e incluso lanzar su propia marca de canicas. 
“A veces sus ideas son tan ambiciosas que tenemos que bajarlas de escala un poco. Su sueño es convertirse en dueño de la mayor tienda británica de canicas y abrir sucursales por todo el mundo”, reveló la madre. 
“En este instante se pasa todo el día insistiendo con la idea de crear su propia marca de canicas Marble King. Así que bien pudiera ser lo próximo que haga”.
.
Tomado de Yahoo en Español Noticias. 21.11.11

HUMOR EMPRENDEDOR: SER MAS COMPETITIVO


“…Un norteamericano y un japonés estaban caminando juntos por la jungla, cuando vieron que un león hambriento corría hacia ellos. De inmediato, el japonés se sentó y empezó a calzarse sus zapatillas de carrera”.
—Si piensas que puedes correr más rápido que un león hambriento, —se mofó el norteamericano— eres un tonto.
—No tengo que correr más rápido que ese león hambriento: —dijo el japonés— ¡sólo tengo que correr más rápido que tú!”
Akiro Morita,fundador de SONY, autobiografía “Made In Japan” (1986)

COMO INICIAR UN NEGOCIO PROPIO - Parte 1

ASPECTOS BASICOS DE QUE DEBES SABER ANTES DE INICIAR TU NEGOCIO PROPIO
En los últimos años estamos experimentando un interesante e importante crecimiento del interés de las personas por iniciar su propio negocio a tal punto que, por ejemplo en el Perú según encuesta realizada por Arellano Marketing, a un 53% de los peruanos les gustaría tener su negocio propio.
.
Muchos creen lograr un negocio exitoso es fácil, pero lo que no saben que por lo menos  el 80% de los nuevos negocios cierran antes de los dos años o simplemente se quedaron enanos (no crecen ni crecerán). La gran mayoría se “lanza a la piscina” sin agua, inician su negocio a ciegas, sin prepararse  y terminan “estrellándose”.
.
¿Porque les va mal a la mayoría? Simplemente porque cometen demasiados errores “infantiles” “tontos o absurdos”, por que desconocen lo que deben hacer y lo que no deben hacer. Si conocieran mas acerca de estos dos aspectos, con seguridad no les iría mal , las probabilidades de tener éxito son elevadas, aunque tampoco les asegura el éxito en su negocio.
.
Es fundamental tener presente que hacer empresa no es fácil, es difícil, muy difícil, diría yo, y requiere desarrollar ciertas capacidades elementales. ¿Cuáles son estas capacidades?
.
Si estas tomando con seriedad el hecho de iniciar y lograr el éxito con tu propio negocio, lo primero que debes hacer es preguntarte a ti mismo si te gusta hacer empresa o tienes vocación o deseos de hacer empresa como parte de tu vida. Ten presente que en la medida que te guste o tengas deseos o vocación de hacer empresa tanto mejor harás las cosas, te entregarás mas al desarrollo de tu negocio,  atenderás mejor a tus clientes y siempre vas a querer mejorar; y consecuentemente tendrás éxito con tu negocio. Si no te gusta, y decides hacer empresa por cualquier otra razón, difícilmente harás las cosas de la mejor manera y por lo tanto tu negocio no crecerá, al contrario cerrará o en el mejor de los casos no crecerá.
.
Si sientes y consideras honestamente que te gusta hacer empresa o tienes deseos  o vocación, entonces puedes seguir adelante. Ten presente que las capacidades que debes desarrollar para tener éxito con su negocio propio, en general, son las siguientes:
-          Actitud empresarial: Es la disposición estable y continuada de la persona para actuar de una forma determinada. Es el espíritu empresarial, la fuerza interna, el gusto, la entrega, el compromiso y la disposición de ánimo; que hace que una persona desee hacer empresa y con pasión actúa y persevera hasta lograr sus objetivos, alcanzar sus sueños. La actitud es la plataforma para el éxito.
-          Conocimientos para crear y gestionar adecuadamente tu negocio propio. Conocer los errores que se cometen al iniciar un negocio propio, conocer  las etapas que debe seguir para crear y lograr un negocio exitoso y saber cómo iniciar un negocio y cómo conducirlo al éxito.
-          Habilidades: También conocidas como destrezas es la capacidad para realizar determinadas actividades o tareas. Entre otras tenemos la habilidad para planear, organizar y dirigir al equipo humano de la empresa, habilidad para las ventas, habilidad para negociar, etc.
.
En adelante continuaré entregándote más artículos para que mejores tus capacidades emprendedoras camino al éxito con tu negocio propio.