Bienvenido




COMO INICIAR UN NEGOCIO – Parte 3: EL ESPIRITU EMPRENDEDOR


¿Qué es el espíritu emprendedor?

En inglés se conoce como “entrepreneurship”, y está claro el concepto. Sin embargo, no es fácil definir el concepto en castellano. No existe una definición única o idea única, pues así lo demuestran las definiciones existentes. El espíritu emprendedor tiene como sinónimos a los términos emprendedorismo, emprendedurismo.

Fernando Dolabela, importante especialista brasilero en educación emprendedora, define el espíritu emprendedor de la siguiente manera: En un sentido amplio, “es una propuesta de intervención en el mundo para generar utilidad y bienestar social para la colectividad. Es un fenómeno cultural porque incluye los comportamientos, los valores y las creencias sociales, las formas de ver el mundo”.

Una definición bastante sencilla y que me gusta mucho es la que presenta la Universidad de Babson, universidad líder en espíritu emprendedor: el espíritu emprendedor “es la habilidad para crear y construir algo de prácticamente nada." Es decir:

· Iniciando, haciendo y construyendo una empresa u organización, más bien que observando, analizando o describiendo una.
·   Es la destreza para detectar una oportunidad donde otros ven caos, contradicción y confusión.
· Es el saber como encontrar, ordenar y controlar recursos (frecuentemente poseído por otros) y estar seguro que no se quedará sin liquidez cuando más lo necesite
·  Finalmente, es la disposición para asumir riesgos calculados, personales y financieros, y luego hacer todo lo posible  para obtener las ventajas a su favor”.

Por su parte, el “Libro Verde-El Espíritu Empresarial” de la Comisión de las Comunidades Europeas, Bruselas 2003, señala que “existe un acuerdo casi universal de que el Espíritu Emprendedor se relaciona con la forma en que los individuos y/o las nuevas ideas y formas de hacer las cosas responden en forma activa al entorno y de esa manera provocan cambios que incluyen diversos grados de incertidumbre y complejidad”.

El Espíritu Emprendedor puede definirse de la manera siguiente: Son los comportamientos, habilidades y atributos que caracterizan a determinadas personas para hacer realidad sus sueños con pocos o ningún recurso, enfrentar y disfrutar del cambio y la innovación, que involucran mayores niveles de incertidumbre y complejidad, como forma de lograr la satisfacción personal.

Esta definición abarca a todo tipo de organizaciones. Es así que existen emprendedores en organizaciones empresariales, sociales, educacionales, religiosas, científicas, deportivas, entre otras. También comprende a los emprendedores internos, en las organizaciones.

Por otra parte, Dolabela, manifiesta que “El espíritu emprendedor,  en sentido específico, referido al aspecto económico, es el proceso de identificar, desarrollar y dar vida a una visión, que puede ser una idea novedosa, una oportunidad o simplemente una mejor manera de hacer las cosas; y cuyo resultado final es la creación de una nueva empresa, formada bajo condiciones de riesgo y considerable incertidumbre”.

Efectivamente, si aplicamos la definición de espíritu emprendedor a la empresa, al cual denominamos espíritu empresarial, podemos decir que es la actitud y la aptitud de una persona para hacer realidad un sueño del negocio exitoso, detectar una oportunidad y aprovecharla con el fin de crear un nuevo negocio, y luchar por ella para lograr el éxito económico, combinando el riesgo, la creatividad y la innovación con una gestión sólida.



0 comentarios:

Publicar un comentario