Bienvenido




COMO INICIAR UN NEGOCIO PROPIO - Parte 2: ERRORES FATALES QUE SE DEBEN EVITAR COMETER

Según diversas estadísticas tanto del Perú como del extranjero, se tiene la información que más del 50% de los nuevos negocios MYPE fracasa antes del primer año y que el 90% no pasan de los tres años. Es decir, de todos los negocios que inician los emprendedores por primera vez solamente un 10% pasa la prueba y logra crecer, desarrollar y alcanzar el éxito, mientras que el resto fracasa y cierra. Estamos hablando de un altísimo nivel de mortandad de los nuevos negocios.

Sin embargo, a pesar de estas dramáticas cifras, por alguna razón quizá explicable pero difícil de entender se continúan creando empresas y seguimos con los mismos porcentajes de mortandad de los nuevos negocios. Es decir que, aún cuando muchos emprendedores han pasado por estas experiencias y han fracasado, otros que los siguen continúan cometiendo los mismos errores en sus negocios y siguen fracasando. Continúa el círculo vicioso del fracaso de los nuevos negocios.

A continuación presento los errores más comunes y principales que cometen los emprendedores que inician su negocio propio, especialmente cuando invierten una importante cantidad de dinero, y que les impiden triunfar en el mercado. Es el producto de experimentar personalmente y conocer cientos de experiencias de emprendedores a lo largo de más de 15 años de trabajo con ellos.

He experimentado con mi negocio propio las consecuencias de cometer varios de estos errores; por ello se lo que cuesta y he aprendido cómo evitarlos.

Espero que los emprendedores sean conscientes de estos errores cometidos por otros y los tomen en cuenta, de manera seria y responsable, para que no caigan en los mismos. Ante ello el antiguo refrán cae preciso para todos:
“Un tonto aprende de sus propios errores y un sabio aprende de los errores de los demás”.
Los errores más comunes son los siguientes:

1. Desconocimiento del negocio. Uno de los principales inconveniente del empresario MYPE es su falta de conocimiento o experiencia, sea en los dos o en alguno de los siguientes aspectos clave para el éxito de un negocio:
• En el conocimiento del negocio, del sector, de la línea o del producto en sí.
• Poca o ninguna experiencia empresarial y gerencial.
2. No planificar. Bien dice un refrán napolitano: "El que no piensa y se organiza antes de actuar.....termina por arrepentirse". La mayoría de emprendedores no planifican, y se lanzan sin estar preparados. Inician su negocio y lo dirigen con un proceso de prueba y error (cometen un error, rectifican y avanzan; y así siempre están reaccionando, para apagar incendios). Al final: un enorme desperdicio de tiempo y recursos económicos; y lo que es peor, el fracaso del negocio.
3. Incursionar con la estrategia de precios bajos. Por lo general los emprendedores MYPE inician y desarrollan sus negocios con precios bajos en la creencia que así captarán clientes y ganarán mas, olvidándose que su negocio existe para obtener ganancias y no solo vender. Un negocio MYPE por lo general tiene costos altos y en la medida que reduzca los precios, sus márgenes de ganancia se reducirán a tal punto que llegará a no ser rentable para ellos o generará pérdidas, situación que los llevará al cierre del negocio.
4. No poner atención al marketing. No emplean el marketing y más bien sus practicas de comercialización están orientadas al producto y a las ventas, perdiendo de vista la orientación al mercado y al cliente. Emplean prácticas anticuadas y desfasadas. Esto, trae como consecuencia bajas ventas y el fracaso del negocio. Este error se manifiesta en las siguientes prácticas:
• Utilizan un enfoque de ventas, es decir primero producir y luego buscar donde colocar sus productos, cuando se debe hacer exactamente lo inverso.
• Creer que el producto se venderá solo: No basta tener un buen producto, es necesario realizar una estrategia para dar a conocer el producto y venderlo.
• Lanzarse sin conocer adecuadamente el mercado. Sin conocer quiénes a los clientes.
• Menospreciar a la competencia o pensar que no hay competencia.
• Tratar de atender a todos. Sin tener claro el segmento al que dirigirán sus productos.
• Los productos no tienen una marca que los identifique. Por lo tanto pasan desapercibidos y sus posibilidades de crecer y desarrollar son mínimas.
5. Decidir por una idea equivocada. Iniciar un negocio sobre la base de simplemente una idea, sin evaluar si realmente constituye una oportunidad de negocio; es decir, si es viable: comercialmente (tienen un mercado importante); económicamente (si permitirá obtener buenas ganancias); y técnicamente (si se contará con los elementos necesarios para que pueda ser fabricado o elaborado).
6. Pecar de exceso de optimismo. En esencia, los emprendedores son optimistas. Así debe ser. Sin embargo, muchos exageran y pecan de optimistas, sobreestiman sus capacidades y exageran la proyección de ingresos y de egresos, sin considerar los imponderables que en la vida real pueden suceder, y que podrían hacer cambiar los planes.
7. Creer que uno se las sabe todas. Por eso inician sus negocios sin buscar el apoyo de nadie. Según ellos, saben y conocen bastante de marketing, de finanzas, de calidad, de producción, saben cómo iniciar un negocio con éxito; es decir lo saben todo. La verdad es que saben que no saben muchos aspectos del negocio, y aún así siguen adelante sin consultar a nadie.
8. Deficiente manejo de personal. Los emprendedores aún no se han dado cuenta que el mayor activo que tienen es su personal. El deficiente manejo del personal se traduce en lo siguiente:
• Contratar a personas incompetentes.
• No hay claridad en las funciones y responsabilidades. Duplicar las funciones.
• No trabajar en equipo.
• No preparar ni capacitan al personal.
• No motivar al personal.
• No manejar adecuadamente las dificultades de trabajar con familiares y allegados.
9. Manejo ineficiente del dinero. Es otro gran error que cometen los emprendedores, el cuan se traduce en lo siguiente:
• Capital insuficiente.
• Manejo ineficiente de la liquidez.
• Deficiencias en materia de créditos y cobranzas.
• Confunde el dinero de la empresa con el de la familia.
10. Pensar que empezarás a ganar dinero desde el primer día. Muchos emprendedores se inician sus negocios pensando que es fácil hacer empresa y que empezarán a vender y ganar dinero desde el primer día. Pierden de vista que al inicio, por lo general, las ventas son bajas, situación que naturalmente genera preocupación porque existen costos fijos que se deben asumir. Sin embargo, la preocupación debe ser que las ventas no crezcan conforme pasa el tiempo.

1 comentario:

  1. Muy cierto, y se puede ver desde un pequeño negocio familiar llamese una bodega por ejemplo, no hay planificacion al formar un negocio, no hay estudio de mercardo y lo ultimo es tan cierto confunder el dinero de la empresar con el de la familia

    ResponderEliminar