Bienvenido




CONSTITUCION Y FORMALIZACION DE EMPRESAS: PRIMERA DECISION- ¿PERSONA NATURAL O JURIDICA?


Un tema muy importante para los emprendedores es cómo constituir y formalizar su negocio. En principio debo decir que el procedimiento es bastante sencillo, solo se tienen que conocer los pasos a seguir.

La primera decisión que debe tomar el emprendedor es si ¿el negocio será como persona natural o jurídica? A continuación te explico brevemente.

a)    Como persona natural

Persona natural: Es la denominación legal que el código civil nos otorga como individuos capaces de adquirir derechos, deberes y obligaciones.
Como persona natural puedes ejercer cualquier actividad económica, de darse este supuesto, serás el conductor del negocio y serás responsable de su manejo. Puedes tener trabajadores a tu cargo

b)    Como persona jurídica
Es la forma en que se constituye una empresa mediante el otorgamiento de una escritura pública y se inscribe en los registros públicos.

Persona Jurídica: es una organización que puede fundar una persona natural; varias personas naturales o varias personas jurídicas.
La persona jurídica, a diferencia de la persona natural no tiene existencia física y debe ser representada por una o más personas naturales.

Para constituirme como Persona Jurídica puedo elegir entre cuatro formas de organización empresarial para organizar mi empresa: una individual y tres colectivas o sociales.

Modalidades empresariales

Si elijo ser el único dueño, operaré bajo la siguiente modalidad: Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (E.I.R.L).

Si elijo tener socios puedo adoptar cualquiera de las tres modalidades siguientes:
  • ·    Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada (S.R.L),
  • ·         Sociedad Anónima Cerrada (S.A.C.)
  • ·         Sociedad Anónima (S.A.)

   En el siguiente artículo te mostraré las características de cada modalidad y también una      
   comparación entre ellas, información que te ayudará a seleccionar la modalidad que me   
   conviene.

A continuación una comparación de los tipos de negocio: como persona natural o jurídica.


COMPARACIÓN DE VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE INICIAR COMO PERSONA NATURAL O JURÍDICA



PERSONA NATURAL

PERSONA JURÍDICA
VENTAJAS
                ·         Desde el punto de vista legal,             este tipo de negocio puedes               crearlo y liquidarlo fácilmente.
·         Tienes unidad de mando y acción, porque la propiedad, el control y la administración de la empresa está sólo en tu persona.
·         Tienes flexibilidad para reaccionar rápidamente en caso de cambios bruscos en el mercado que puedan afectar a la empresa.
·         Hay un mínimo de   regulaciones a las que debes hacerles frente.
·         El costo de constitución es bajo.
·         no se les exige llevar y presentar tantos documentos contables.
·         pueden acogerse a regímenes más favorables para el pago de impuestos.
       ·         No depende de la vida de sus fundadores: se constituye como un centro unitario autónomo.
        ·         La responsabilidad del titular (en el caso de una empresa unipersonal) o de los socios (en el caso de una sociedad) se extenderá únicamente a su participación dentro del capital de la empresa.
        ·         Mayores facilidades para obtener financiamiento bancario.
        ·         Imagen de estabilidad, credibilidad y mejor presencia en el mercado.
        ·         Acceso a más capital para invertir ya que pueden asociarse varias personas.
DESVENTAJAS
O  
 LIMITACIONES
        ·         Tu responsabilidad se extenderá a todo tu patrimonio. Ante cualquier compromiso o deuda de la empresa que no puedas pagar, respondes no sólo con los bienes del negocio sino, también, con tu patrimonio personal (terrenos, casas, electrodomésticos, vehículos, cuentas privadas, etc.).
        ·         Dispones de un capital limitado: El capital generalmente está limitado a lo que tú puedas invertir.     
        ·         Una enfermedad o accidente del dueño puede significar una interrupción en las operaciones.
        ·         Menor posibilidad de obtener    financiamiento bancario.
        ·         El trámite de constitución es más complejo.
        ·         No es fácil liquidarlo.
        ·         Hay mayores regulaciones a las que hacer frente.
        ·         El costo de constitución es mayor.
        ·         No tienes tanta flexibilidad para reaccionar rápidamente ante cambios bruscos en el mercado que puedan afectar a la empresa.
        ·         El control de la empresa puede estar dispersa en varias personas
        ·         Es más complicado aumentar o disminuir el patrimonio de la empresa
        ·         Se requieren más documentos contables.



0 comentarios:

Publicar un comentario