Bienvenido




EL VALOR DE LA AMABILIDAD


¿Qué es la amabilidad?

Amabilidad se define como “calidad de amable”, y una persona amable es aquella que “por su actitud afable, complaciente y afectuosa es digna de ser amada”.

La amabilidad es la manera más sencilla, delicada y tierna de hacer realidad un amor maduro y universal, libre de exclusivismos. Ese amor que dice “te necesito porque te amo” y no “te amo porque te necesito”. Es entonces cuando la amabilidad se convierte en una constante, porque el comportarse de manera complaciente y afectuosa con los demás, sentir su felicidad es lo mismo que sentir la propia dicha y alegría compartida.

La amabilidad se relaciona con valores tan esenciales como el respeto, la solidaridad, la tolerancia y la sociabilidad.

Ser amable es ser cariñoso, afectuoso, gentil, cortés, agradable, servicial, atento, respetuoso, afable, incluso gracioso y risueño, cualidades todas que son imprescindibles formar en los niños desde la más temprana edad.

La  Amabilidad: un principio básico en la atención al cliente

La amabilidad es una virtud que facilita de tal modo las relaciones interpersonales, que cuando ella está presente todo se hace fácil y grato.

La amabilidad es la primera piedra para construir relaciones sólidas y duraderas con nuestros clientes.

Vivimos en un mundo caracterizado por la pérdida de valores y el desinterés por el prójimo. La tecnología ha unido al mundo pero ha separado a los individuos; en el proceso, ha convertido las relaciones en frías y despersonalizadas.

Para diferenciar a nuestra empresa debemos retomar a los principios básicos de las relaciones humanas, acercarnos a nuestros clientes y fomentar las interrelaciones cálidas, agradables y positivas.

"La cortesía es como el aire de los neumáticos, no cuesta nada y hace más confortable el viaje”

“Una sonrisa significa mucho, enriquece a quién la recibe sin empobrecer a quién la ofrece. Dura un segundo, pero su recuerdo a veces nunca se borra"

“Tratemos a los demás como le gustaría que nos traten”.

“La educación y la cortesía abren todas las puertas”

0 comentarios:

Publicar un comentario