Bienvenido




¿EN QUE DEBO PREPARARME ANTES DE DEJAR MI TRABAJO PARA EMPRENDER?


Si después de analizar a  conciencia, finalmente decidiste que lo mejor para ti es dejar tu trabajo para ser tu propio jefe y crear tu empresa, ahora debes prepararte. En realidad debes tener presente que cuando dejes el trabajo y te dediques a tu empresa posiblemente tengas que trabajar 12 o más horas diarias durante bastante tiempo, de muchas noches sin dormir y de dedicar una parte de tu vida a algo que todavía no sabes si va a funcionar (lo más probable es que NO), pero en lo que crees con pasión.

Como te dije anteriormente hacer empresa de por si implica un riesgo. La idea es que reduzcas el riesgo a su mínima expresión, y para ello debes prepararte, a conciencia. Riesgo SI, SUICIDIO no!.

Si tomas en cuenta los siguientes consejos las probabilidades de éxito en tu emprendimiento serán altísimas.

·   Sé consciente de tus fortalezas y debilidades desde el principio. Analízalas con objetividad y seriedad; identifica tus debilidades y haz un plan para convertirlas en fortalezas o reducirlas a su mínima expresión. Sólo así estarás bien preparado para el momento de lanzar tu propio negocio.

·    Organiza un buen equipo de trabajo, es clave para el éxito de tu nuevo negocio. Procura identificar al personal clave que va a colaborar en el negocio, trata de asegurar su participación.

Analiza bien la necesidad de contar con socios. Si decides contar con ellos averigua bien y realiza una selección adecuada. También define el aporte de cada uno de ellos. De preferencia que sean personas que se apasionen con los objetivos del negocio, que complementen tus conocimiento y habilidades.

Cuando estés comenzando una nueva empresa recuerda que es interesante contar con profesionales que tengan experiencia laboral anterior que sea relevante para lo que estás haciendo.
Involucra a tu familia, conversa y compromételos a que te apoyen. Si es un apoyo directo en buena hora, sino que por lo menos estén contigo moralmente y te alienten, pero no que sean opositores.

·  Escoge una real oportunidad de negocio, un tipo de negocio con futuro. Es determinante que sepas escoger tu idea de negocio. Esto tiene que ver con el conocimiento y el dominio de un cierto sector de actividad. Por ello, de preferencia busca un negocio en el que tengas experiencia previa, te facilitará las cosas.  De no ser así, tendrás que prepararte, experimentar, probar. En realidad deberías convertirte en experto en tu negocio: en el conocimiento del negocio, en la preparación y elaboración de los productos o servicios que vas a ofrecer.

·   Desarrolla tu modelo de negocio. Ponlo a prueba, valídalo. Tienes que hacer un esfuerzo para comprender todos los aspectos sobre cómo vas a crear, entregar y capturar valor, lo que implica plantearte cómo vas a conseguir clientes, qué propuesta de valor vas a ofrecerles, cómo vas a ganar dinero, etc.

Ten presente que el modelo de negocio que diseñes es teórico, y que no sabes si va a funcionar así en la realidad. Por lo tanto, la única manera de saber si funcionará es en la práctica. Por ello debes experimentar y validar el modelo, durante un plazo breve, hasta obtener datos que te ayuden a confirmar lo que pensaste o a mejorar el modelo de negocio. Existen diferentes maneras de hacerlo.

Dependiendo de la envergadura del negocio, del producto o servicio; podrías elaborarlo o producirlo en pequeña escala y ofrecerlo a los clientes potenciales; o conversar con los clientes potenciales y poner a consideración de ellos para que te expresen sus opiniones y comentarios.

El tremendo beneficio de hacer este trabajo es que podrás saber si el modelo que diseñaste funcionará o no, o si requiere algún tipo de cambio o ajuste. Por lo tanto, la probabilidad de éxito será muy elevada.

·       Elabora tu plan de negocio. Dependiendo del nivel de inversión que piensas realizar debes elaborar un plan de negocio, sencillo o completo.  Esta herramienta es fundamental porque te servirá como guía para encaminar tu negocio al logro de los objetivos que esperas alcanzar.

·      Asegúrate de conseguir todos los recursos que se necesitan y están expresados con detalle en el plan de negocio. Debes considerar que necesitas un capital de trabajo para que el negocio opere sin mayores dificultades financieras, por lo menos durante tres meses, o hasta alcanzar el punto de equilibrio. Dejar tu trabajo sin un respaldo económico en el inicio del negocio es una locura.

También debes elaborar un plan financiero personal, para saber cuánto tiempo podrás sobrevivir sin recibir ingresos y para no poner en peligro tus gastos fijos.

·    Comienza a ganar clientes. Tu principal meta debe ser conseguir clientes y más clientes en las primeras semanas o meses de iniciar el negocio.
Conversa con las personas, hazle saber que vas a iniciar tu negocio, busca los clientes que podrían comprarte. Crea expectativas.  
La mayoría de los clientes potenciales entenderán si les preguntas honestamente: “Me estoy preparando para dejar mi trabajo y empezar un negocio. ¿Me puedes decir si comprarías este producto o servicio? De esa manera obtendrás una respuesta honesta y clara. Mucho más que de una encuesta de investigación. Los clientes son personas reales, que responden a situaciones reales.

·         Mentalízate, prepárate emocionalmente. Un gran problema para muchos que inician su negocio propio es el gran miedo que tienen de que las cosas no salgan bien. Y al menor rechazo de los clientes se derrumban y piensan cosas negativas.

Es normal tener miedo. Para no caer en el negativismo, la frustración y la decepción te aconsejo que tomes esta experiencia como una práctica, un entrenamiento y que vas a experimentar, que vas a aprender y que pase lo que pase aprenderás y eso te ayudará a hacer mejor las cosas  en el futuro.

Sé persistente y no renuncies a la primera dificultad. Vas a tener dificultades y quizás muy serias, pero piensa que eres un ganador, y que sabes que tendrás obstáculos y que no te vencerán.
                                                                              
Si es posible para ti, busca y alíate con un mentor para que te acompañe en el proceso de inicio y consolidación de tu proyecto.

·         Prepárate en gestión de negocios. Es fundamental que aprendas a gestionar tu negocio, para ello inscríbete en un curso de gestión de empresas, lee libros del tema, participa en eventos, seminarios, talleres, etc.



¿Qué opinas?

0 comentarios:

Publicar un comentario