Bienvenido




9 PASOS PARA SELECCIONAR AL PERSONAL ADECUADO PARA TU EMPRESA



Conozco casos de muchos emprendedores que dicen lo siguiente: “Mis vendedores no funcionan, no rinden lo que yo espero”, “Mis ventas son muy buenas pero pierdo mucho dinero en la producción”, “Tengo más de 10 años en el mercado y sigo igual”, “El año pasado me fue mal en el negocio”, “Doy incentivos a mis trabajadores pero no responden”; y así los emprendedores se quejan y no saben qué hacer para mejorar los resultados de sus empresas.

Un aspecto básico que todo emprendedor debe tener claro es que el éxito o fracaso de las empresas está en el personal, en el talento humano, en los colaboradores. Por ello lo primero que debes hacer es adoptar la mentalidad de considerar al personal como el elemento más importante de la empresa.

Las compañías exitosas son aquellas que logran encontrar, atraer y retener las mejores personas del mercado. Un grupo de empleados capacitado y competente se traduce en un aumento de productividad y de la calidad, es decir de la competitividad de la empresa; pero encontrar estas personas no es una tarea fácil.  

Las grandes y medianas empresas contratan los servicios de empresas especializadas para seleccionar el personal que necesitan. Una pequeña empresa o un negocio que recién inicia cuenta con pocos recursos y no podrá hacer lo mismo; sin embargo necesita contar con personal adecuado.

Personal “adecuado” es aquella persona que se desempeña en su puesto de acuerdo a lo que se espera de él, logra los resultados esperados y contribuye a los propósitos de la organización.

Por ello amigo emprendedor debes aprender a seleccionar al personal para su empresa, y debes prepararte para saber cómo realizar cada paso. Debes dedicarle tiempo, porque estas invirtiendo en el futuro de tu empresa.

Una vez que hayas aprendido los pasos a seguir, no demores mucho en encontrar y escoger al mejor.

Sigue estos 9 pasos para conseguir y contratar los candidatos adecuados, pasos dirigidos a emprendedores que no cuentan con recursos para contratar a una empresa de selección de personal.

1.    Analiza el trabajo que se va a realizar en el puesto, y así dispondrás de información sobre las tareas y responsabilidades a desempeñar, los resultados a  conseguir, las condiciones medioambientales, psicofísicas  y psicosociales derivadas del contexto concreto  en que se desempeñará el trabajo, y las características personales que pueden llevar a un adecuado desempeño en ese contexto.

2.    Define el perfil de exigencias del puesto. Es la descripción del conjunto de conocimientos, capacidades y actitudes que debe reunir una persona para desempeñar en forma adecuada las funciones que tiene asignadas dentro de una estructura específica.
El perfil debe contener los siguientes aspectos: el nombre del cargo, los objetivos del cargo, las funciones y responsabilidades, edad, nivel educativo, cualificaciones, licencias y  acreditaciones obligatorias, conocimientos y competencias necesarias, nivel de experiencia, comportamientos que llevan al éxito en el desempeño y otras características, según el cargo como por ejemplo: saber trabajar a presión, facilidad para comunicarse, etc.

Puedes acceder a varios ejemplos de perfil de puesto haciendo click en Ejemplos.

3.    Define las remuneraciones. Las remuneraciones a pagar y las condiciones de contratación se deben definir con seriedad y no a la ligera. Este es un error muy común sobre todo en los pequeños negocios donde una contratación mal definida puede repercutir en problemas de tipo económico o incluso legal. Así que antes de iniciar el proceso de selección, analiza conciencia cuánto realmente puedes pagar y en qué condiciones para que todo quede claro desde el inicio, tanto para tu persona como para el empleado.

4.    Publica la oferta de empleo. Debes buscar los medios que te permitan tener una cantidad suficiente de candidatos y a un costo que puedas manejar. Puedes hacerlo a través de amigos y conocidos o por servicios gratuitos en Internet, como por ejemplo la Web Computrabajo. Si cuentas con presupuesto, puedes publicar el anuncio en algún periódico local o  puedes acudir a agencias de empleo.
Pide que te envíen previamente sus hojas de vida, salvo que requieras el personal con urgencia. Indica los datos para que el postulante envíe su hoja de vida: el email y el asunto, podría ser también puede ser la dirección física, y el plazo de envío de la hoja de vida.

En el aviso indicar con claridad las características del puesto, que están descritas en el perfil del puesto. Dependiendo del caso, podrías incluir información de la remuneración a pagar y también sobre sobre las condiciones de trabajo.

5.    Realiza una evaluación curricular. Para hacer un tamizado de los postulantes y quedarte con un grupo de postulantes. Evalúa dos aspectos: La presentación de la hoja de vida: este documento es su carta de presentación, los errores y descuidos que tenga dice mucho de él; y el Cumplimiento de los requisitos pedidos en el aviso. Descarta a los que no cumplen con los requisitos exigidos.

6.    Efectúa una entrevista personal. Este paso es fundamental porque en ella podrás conocer al candidato y tener una importantísima "primera impresión"; tendrás una idea si el candidato cumple con el perfil del puesto. Si puede desempeñar bien el puesto y si está interesado en trabajar en la empresa.

Las preguntas que se formulen deben permitir observar los aspectos más notorios del candidato y su relación con los requerimientos del puesto: apariencia física, facilidad de palabra, habilidad para relacionarse, comportamiento; y en general podrás evaluar aspectos como: su puntualidad, formalidad y deseo de trabajar. etc.

En la entrevista se debe informar al postulante sobre la naturaleza del trabajo, el horario, la remuneración ofrecida y las prestaciones, a fin de que él decida si le interesa seguir adelante el proceso. Este paso es muy importante a fin de evitar malos entendidos posteriores y sobre todo para que puedas estar seguro de que la persona entiende y acepta las condiciones del trabajo.

Un aspecto importante aquí es que debes evaluar su lenguaje corporal. Las personas tendemos a expresar el 80% con nuestro cuerpo y el 20% con las palabras.

7.    Averigua sus datos y referencias laborales y personales. Tienes que pensar en este principio básico de contratación: “el candidato rendirá bien a futuro, en la medida de cómo lo haya hecho en el pasado”. Verifica los datos que indica en su hoja de vida y los de la entrevista. Puede revelar información importante e incluso ayudar a tener una mejor imagen del candidato.
Una forma efectiva es llamar por teléfono a los jefes anteriores, quienes pueden brindar información más confiable sobre el desempeño y la conducta del candidato.
También te puede servir investigar en páginas como LinkedIn, Facebook y Twitter.

8.    Realiza las pruebas prácticas necesarias. Dependiendo del tipo de trabajo a realizar, en muchos casos es indispensable realizar pruebas prácticas. Estas, si bien requieren tiempo y recursos, son importantes para asegurar que la persona cuenta con el conocimiento y las habilidades que dice tener. Por ejemplo, si evalúas a un chofer, asegúrate de hacer una buena prueba de manejo. Si es un operario de maquinaria igualmente, deberá demostrar que conoce el equipo y puede operarlo. Si es cajero deberá mostrar que sabe hacer el trabajo. Estas pruebas deberán ser realizadas únicamente a los candidatos que seriamente estés considerando para contratar.

9.    Analiza a cada candidato y toma la decisión. Ahora debes analizar a cada uno de los candidatos y escoger al candidato adecuando, haciéndote las preguntas: ¿Es el candidato idóneo para desempeñar el puesto? ¿Cómo se compara con respecto a otros candidatos? ¿Cómo me sentiría trabajando con esta persona?

Muy importante: Procura un proceso rápido y práctico. Debes tomar en cuenta que los procesos de selección de personal hoy en día no pueden ser demasiado extensos. Esto por dos razones: la primera es que la gente tiene mucha necesidad de trabajo y no están dispuestos a esperar tanto tiempo para ser contratados, y si demoras lo puedes perder. Segundo porque los buenos prospectos siempre son contratados rápidamente.

Por último, recuerda que aunque el proceso de selección y contratación de personal sea realizado con mucho cuidado, para que el colaborador contratado pueda desempeñarse adecuadamente es necesario que existan etapas posteriores de inducción, capacitación, adaptación y desarrollo igualmente efectivas.

 Te agradeceré me dejes tu comentario

1 comentario:

  1. Hola buenas noches me pareció muy interesante y educativo este tema,aclare muchas dudas.

    ResponderEliminar