Bienvenido




CÓMO HACER MÁS PRODUCTIVO EL DÍA A DÍA DE UN EMPRENDEDOR


En la experiencia diaria conozco a muchos emprendedores que tienen serias dificultades para lograr sus metas y objetivos, y me puse a pensar en las causas de esta realidad. Son varias las posibles causas, y considero que una de las más importantes es el deficiente manejo del tiempo.

Para los emprendedores que tienen una agenda muy recargada, apretada e impredecible, manejar adecuadamente su tiempo es la solución para hacer frente a todas las tareas del día. A continuación les presento una serie de recomendaciones para un manejo más productivo del tiempo.

1.    Planifica siempre
Diariamente elabora una lista de tus actividades y tareas laborales y personales que vas a realizar en el día, priorízalas considerando las actividades importantes y urgentes, concéntrate en las actividades que en el día tienes que realizar sí o sí. Establece plazos y horas en que debes terminar cada actividad o tarea.
No te dejes desconcentrar por pequeñas cosas y busca siempre equilibrar tu vida personal con el tiempo que gastas en la oficina. De este modo, al optimizar tu tiempo, realizarás eficientemente tus tareas y tendrás la oportunidad de descansar más.

2.    Desarrolla una buena actitud hacia el manejo del tiempo

Empieza el día temprano: Una excelente ayuda para ser más productivo es comenzar el día temprano, así tendrás el tiempo suficiente para pensar de manera tranquila la organización de tu día. Estarás con la mente despejada y te sentirás más tranquilo, creativo, lúcido y con la plenitud de tus energías y disposición.
Evita postergar las tareas: La postergación de las tareas es uno de los grandes problemas que afectan la productividad personal. Es clave en tu vida que hagas lo necesario para cumplir con tus planes, concéntrate y adquiere la disciplina de cumplir. Concéntrate en terminar las tareas antes que termine el día.

Respetos guardan respetos: Si vas a dirigir una reunión sé puntual, al iniciar y al finalizar, así muestras respeto, seriedad y compromiso y además va a tener más tiempo para dedicarle a su actividad. Aprende a organizar y dirigir una reunión efectiva. De igual manera si asistes a una reunión sé puntual. No distraigas o desconcentres a tus compañeros de trabajo,y de preferencia apaga el celular será más productivo para ti.

No tener miedo decir no: En el día a día suceden situaciones que nos distraen y nos desconcentran de nuestra programación: personas que nos distraen de diversas maneras, tareas no programadas que queremos hacer o pensamientos que nada tienen que ver con nuestras tareas. A veces los jefes nos piden que hagamos una tarea que no está en nuestra programación, y si sabemos que perjudicará y es mejor decir que no. Muchas personas no saben cómo eludir las distracciones. Debemos aprender a decir ”no” a las distracciones con firmeza y tranquilidad.

Ten una hora de salida: Elimina de tu vida las jornadas de trabajo interminables, que hacen que produzcas menos y utiliza más tiempo en el trabajo. Sal a la hora que está establecida como tal, no te quedes más tiempo, así te obligarás a terminar tus tareas antes de la hora de salida. De esta manera podrás irte motivado porque estas desarrollando una cultura de logros y además tendrás tiempo para descansar o relajarte. También tendrás la sensación que controlas el tiempo y eres efectivo en el uso del mismo.

3.    Concéntrate
La concentración es esencial para un día productivo y por ello debes enfocarte a terminar las tareas programadas antes que termine el día, así te acostumbrarás y desarrollarás la cultura del logro. Además te permitirá evitar llevar trabajo a casa y trabajar más horas que las debidas.

4.    Delega
Aprende a valorar tu tiempo, tu tiempo tiene un costo elevado, por ello debe estar dedicado a las actividades y tareas más trascendentes; las tareas rutinarias y otras delegue en personal de su confianza. Explícales bien lo que van a hacer y cómo lo van a hacer, haz un seguimiento por algunos días hasta asegurarte que lo hagan conforme usted lo espera.

5.    Prepararse para cada reunión
Ten presente el objetivo de la reunión y prepara lo que vas a decir o hacer. Considera las diferentes alternativas y posibilidades que existan con respecto al tema de la reunión. Concéntrate en lo esencial. Muchas veces es necesario practicar lo que vas a decir o hacer, hazlo para que logres mayor efectividad en tus reuniones. No olvides de lleva las ayudas o herramientas de trabajo que sean necesarias.

6.    Ten un físico y mente más rendidores

Descanse apropiadamente: Muchos de los problemas tienen su origen en los malos hábitos de sueño o por el mal uso del tiempo libre. Es fundamental que estés siempre con las “baterías bien cargadas”, para ello duerme y descansa las horas que son necesarias y aprovecha tu tiempo libre para realizar actividades que no exija agotamiento y mejor aún que te brinden relajación y disfrute.

Descansar cuando sea necesario en el trabajo: Cada cierto tiempo, quizás cada hora de trabajo o cuando sientas que tu mente no está rindiendo lo esperado es aconsejable tomar un descanso de 5 a 10 minutos. Una buena manera es salir a caminar, escuchar música o realizar alguna actividad que logre despejarte.

Aproveche las horas de comidas: Es aconsejable dedicar una hora completa a tu almuerzo, y tómalo como un tiempo para alimentarte, socializar, relajarse y cargar baterías para la jornada de la tarde. Así una vez haya descansado, podrás concentrarte más y renovarte para terminar eficientemente tus tareas.



0 comentarios:

Publicar un comentario