Bienvenido




CONSEJOS PARA MINIMIZAR LOS RIESGOS DE TU EMPRENDIMIENTO

Todo emprendimiento, todo negocio que se va a iniciar tiene implícito como compañero constante al riesgo, y el riesgo mayor es que el negocio fracase y tenga que cerrar. No hay negocio 100% seguro.

Podemos definir el riesgo como una condición futura que existe fuera del control de la empresa y que puede tener un impacto negativo sobre los resultados de la empresa si se llega a presentar dicha condición.

En todo nuevo emprendimiento el riesgo es muy alto y por ello los emprendedores deben ser muy conscientes de ello y deben tomas las previsiones del caso. Por ello el gran desafío del emprendedor es conocer los riesgos asociados a cada modelo de negocio y tratar de minimizarlos.

A continuación mis consejos para que minimices los riesgos de tu emprendimiento:

Adquiere una franquicia. Una franquicia es un modelo de negocio muy conveniente para aquellos que quieren minimizar el riesgo desde el inicio porque son negocios de probado y reconocido éxito.

Elabora, prueba y afina tu modelo de negocio. Un modelo de negocio comprende los mecanismos de cómo va a funcionar el negocio, creando, capturando y entregando valor a los clientes. Es fundamental realizar este trabajo antes de empezar el negocio y antes de elaborar un plan de negocio. Si el monto de inversión es importante, debes elaborar un plan de negocio.

Dedica el tiempo necesario a elaborar un plan de negocio ganador. El plan de negocio es un documento que elaborado sobre la base de un modelo de negocio y te servirá de guía básica para proyectar el negocio de manera adecuada y para tomes las acciones adecuadas, que han sido pensadas y planificadas con seriedad y profesionalismo para el éxito empresarial. Con un buen plan las probabilidades de fracaso se reducen significativamente, pero aun así no se elimina el riesgo.
Asimismo, debes hacer el esfuerzo para ejecutar el plan de negocio tal como lo han diseñado, salvo que ocurra algo extraordinario que lleve a la empresa a cambiar de rumbo y tomas otras acciones.

Identifica con claridad las amenazas a tu negocio. Es importante identificar las amenazas que enfrenta tu emprendimiento, es decir los factores externos que influirán negativamente en tu negocio, tales como los componentes políticos y legales, económicos, sociales y culturales, tecnológicos y ecológicos. Estas amenazas ponen en riesgo la estabilidad y continuidad el negocio.

Desarrolla un Plan “B”. Ya que has detectado los riesgos o amenazas a tu negocio, monitorea constantemente estas amenazas y ten preparado un Plan “B” para ejecutar, si se hicieran realidad.

Preocúpate de los detalles. En la puesta en marcha del nuevo negocio, en las acciones del día a día, preocúpate de tomar acción personalmente en los detalles, no dejes que otros lo hagan. Ten presente que el éxito de tu emprendimiento está en que los detalles del nuevo negocio sean realizados o elaborados con calidad y eficiencia.

Prepárate en gestión de negocios. Cuanto más y mejor preparado estés en gestionar tu negocio podrás tomar mejores decisiones y reducirás el riesgo significativamente. La mayoría de emprendedores cometen muchos errores por ignorancia y finalmente llevan el negocio al fracaso.

0 comentarios:

Publicar un comentario