Bienvenido




La marca “cocina peruana”

Por Gastón Acurio

Hace unos días, abrió en París el restaurante 1K, en uno de los hoteles más modernos de París; es un restaurante peruano cuyos chef y propietarios son parisinos. Días antes abría, en la misma ciudad, Uma, un restaurante nikkéi con dos semanas de lista de espera para conseguir una mesa. Su chef y propietarios son parisinos también, al igual que las propietarias del exitoso restaurante La Cebichería (París), que hoy se muda a un local más amplio porque el actual quedó chico. Tres restaurantes que son la consecuencia de una cocina peruana que, finalmente, se instaló en el corazón de una ciudad tan orgullosa de su cocina como París.

No muy lejos, en Bruselas, Bélgica, la revista Elle recomienda con particular entusiasmo un nuevo restaurante: King Kong, al que define como un local donde sirven cocina peruana emocionante. Su oferta es simple: pollo a la brasa y sánguches de chicharrón, lechón y butifarras. Más hacia el sur, en Berlín, un pisco-bar ha abierto: Chicha Berlín. Este se suma al éxito obtenido por el talentoso cocinero peruano Diego Castro en su delicioso restaurante-cebichería. Un poquito más allá, en Estocolmo, parece que la cosa no varía mucho. Tumi abrió sus puertas aprovechando el ruido que hace nuestra cocina en el mundo. Junto a este, se inauguraron La Morena (Helsinki, Finlandia), y Aymara (Oslo, Noruega), cocina peruana contemporánea; ambos son la prueba de que los países nórdicos no son la excepción.

Viajamos miles de kilómetros hacia el oeste. Montreal, Canadá, nos recibe con una grata sorpresa: Sandouchon, una sanguchería que tiene éxito inusitado gracias a la creatividad y originalidad de sus sánguches al estilo peruano. El mismo éxito que tienen los hermanos Lanzone, en Washington D.C., con su delicioso food truck de sánguches peruanos denominado Peruvian Brothers. Seguimos hacia el oeste y allá en el down under, en Melbourne, Australia, un cocinero peruano abre un hermosísimo restaurante: Pastuso. El éxito está asegurado. Subimos hacia el norte y vemos cómo nuestro querido chef Omar Frank triunfa en Tailandia con su restaurante peruano Above Eleven, lo mismo que logra Jaime Pesaque con su Maya en Hong Kong. 
Regresamos a Europa para celebrar la primera estrella Michelin para Pakta, el restaurante de cocina nikkéi liderado por Jorge Muñoz en Barcelona, mientras comprobamos cómo un arsenal de restaurantes peruanos, como Pachamama, se prepara para abrir sus puertas en Londres; se suman así al éxito de Cebiche UK y de Lima London, de Virgilio Martínez.

Todos ellos son ejemplos del sueño de que un día la cocina peruana sería una marca internacional instalada en los corazones de todo el mundo, y el sueño empieza a hacerse realidad. Lo fascinante de esta expansión es que, como podemos comprobar, no ha exportado un solo modelo de cocina peruana, sino que ha podido expresar y aprovechar la multiculturalidad del Perú, proponiendo modelos y conceptos tan diferentes que van desde un food truck peruano hasta un restaurante de cocina de autor, desde un pisco-bar hasta una barra de cebiches, desde una pollería a la brasa o una sanguchería hasta un restaurante de cocina andina. Todas propuestas únicas y diversas unidas por diferentes hilos conductores conceptuales como el saborcito peruano, el diseño, el lenguaje, que las hace identificablemente peruanas. Pero lo más importante es que todos están unidos bajo los principios y valores que los integran como una marca internacional llamada ‘cocina peruana’.

Podrán estar muy lejos entre sí, podrán tener propuestas muy diferentes dirigidas a segmentos marcadamente distintos, pero al final todos son conscientes de que avanzan bajo el abrigo de la marca internacional ‘cocina peruana’, que han construido a lo largo de décadas con muchísimo sacrificio y que hoy los beneficia y seguirá beneficiando a todos en la medida que todos trabajen respetando y cuidando aquellos valores que han construido su fama: ofrecer la mejor experiencia peruana posible sea cual sea la propuesta, asumir el rol de embajadores de nuestra cultura por el mundo con honor y responsabilidad, compartir nuestros conocimientos con todos los que formen parte de esta marca de manera que todos puedan hacer un buen trabajo, trabajar unidos apoyándose mutuamente para compartir el éxito que unos tengan con otros.

Esa es la marca ‘cocina peruana’, la que abraza la filosofía del valor compartido y la innovación colaborativa desde una nueva mirada, la de una multinacional del sigloXXI que, a diferencia de aquellas que buscan expandir su presencia por el mundo dominando todos los mercados posibles para beneficio de unos pocos accionistas, pretende estar presente alrededor del planeta compartiendo el mercado con otras cocinas del mundo mientras beneficia no a unos pocos, sino a cientos de miles de pequeños propietarios de restaurantes de todo tipo (habiendo 70 mil restaurantes peruanos dentro y fuera del Perú, mi supuesto imperio de 42 restaurantes representa el 0.06% de los restaurantes peruanos en el mundo), así como de artesanos, pescadores, agricultores y todos aquellos que se benefician de su reconocimiento y expansión internacional.

Todos unidos gracias a que fueron capaces de comprender que solo harán crecer su sueño y harán crecer la marca que los avala en la medida que compartan su éxito y conocimiento con aquellos a los que antes veían como competidores y que ahora, finalmente, comprendieron que son y serán siempre sus más cercanos socios y aliados. El sueño se va haciendo realidad no gracias a uno, sino a miles de peruanos que creyeron en él y que hoy empiezan a cosechar los frutos de ese esfuerzo por todo el mundo. Esta historia no ha concluido. Esta historia recién comienza.

Publicado en Diario Peru 21. La marca "cocina peruana"

Restaurante peruano el mejor de América Latina

Los restaurantes peruanos "Central" y “Astrid y Gastón” lideran la lista de Los 50 mejores Restaurantes de Latinoamérica del año 2014, elaborada por la revista británica Restaurant.
El Restaurante “Central” de propiedad del chef Virgilio Martínez, ubicado en el primer lugar en la lista, y el Restaurante “Astrid y Gastón” de propiedad del chef Gastón Acurio, ubicado en el segundo lugar de la lista, son los más grandes exponentes de la comida peruana, y muy reconocidos a nivel internacional.



A continuación la lista de los primeros 11 restaurantes, en el que destaca claramente la presencia de 4 restaurantes peruanos, con lo que se ratifica el gran momento internacional de la gastronomía peruana.

Posición
Restaurante
País
1
"Central"
Perú
2
"Astrid y Gastón"
Perú
3
"D.O.M"
Brasil
4
"Maní"
Brasil
5
"Boragó"
Chile
6
"Pujol"
México
7
"Maido"
Perú
8
"Biko"
México
9
"Tegui"
Argentina
10
"Quintonil"
México
11
"Malabar"
Perú


La lista de Los 50 mejores Restaurantes de Latinoamérica, fue elaborada por 252 expertos de la gastronomía de la región, divididos en cuatro grupos de 63 votantes, encargados de las regiones México y Centroamérica, Brasil, América del Norte y América del Sur.

¿Y usted amigo emprendedor ha disfrutado la comida peruana? ¿Cuál es su opinión?

ANÁLISIS DE LOS COMPETIDORES

 
Imagínate que tu equipo de fútbol participará  en un campeonato de fútbol y te has propuesto obtener el título de campeón. Entre las acciones que debes realizar, una de las más importantes es que debes de conocer a tus rivales y para ello debes estudiarlo minuciosamente y  conocer sus características, sus estrategias y tácticas de juego, su experiencia, sus fortalezas y debilidades, etc. De igual manera si quieres lograr tus objetivos empresariales, una de las acciones más importantes que debes realizar es analizar a tus competidores.

En realidad, el análisis de la competencia es una de las actividades más importantes que debes realizar para el éxito de tu negocio.

Es posible que quieras estudiar a tus competidores pero no sabes por dónde empezar y tampoco qué analizar y cómo hacerlo. En este artículo te entrego pautas y claves que serán de gran utilidad para que lo hagas de una menara técnica, práctica y efectiva.

¿Qué es un competidor?

Un competidor es un negocio formal e informal que ofrece productos o servicios que satisfacen la misma necesidad o solucionan el mismo problema en el público objetivo de su negocio. Aun cuando lo hagan de diferente manera, estén localizados o no dentro de una misma localidad, son tus competidores.

Una empresa puede fabricar y vender productos muy similares con los suyos y no ser un competidor directo. Es el caso por ejemplo de ofrecer sus productos a un público objetivo de otra edad o ingresos. Por otro lado, con productos y servicios muy distintos pueden ser competidores, siempre que satisfacen la misma necesidad; tal es el caso de restaurantes, cafeterías y panaderías, que en muchas situaciones ofrecen diferentes opciones gastronómicas para el mismo tipo de clientes, buscando satisfacer la necesidad de alimentación.

Tipos de competidores

Podemos clasificar a los competidores en tres grupos:

a)    Competidores directos: aquellos con un producto o servicio muy similar y orientado a nuestros clientes.
b)    Competidores indirectos o sustitutos: aquellos cuyo producto o servicio puede solucionar el problema de nuestros clientes. Por ejemplo, los gimnasios compiten indirectamente con todos aquellos productos para bajar de peso
c)    Competidores potenciales: aquellos que nos son competidores en la actualidad pero que pueden introducirse en nuestro mercado. Entre ellos tenemos a:
o   Clientes y proveedores.
o   Empresas con puntos fuertes que puedan utilizar como ventaja.
o   Empresas que sigan estrategias de diversificación.

Ejemplos: Una empresa que brinda servicios de confección de polos podría producir también polos de su propia marca. Un colegio de educación inicial, primaria y secundaria puede ofrecer también educación superior a través de un Instituto Suprior Tecnológico, compitiendo así con otros institutos tecnológicos. Una embotelladora de agua de mesa puede aprovechar su infraestructura para envasar jugos de frutas.

Situaciones en las que es necesario hacer un análisis de los competidores

Existen cuatro situaciones en las que se justifica un análisis de los competidores:
  • Cuando vas a iniciar un negocio por primera vez.
  • Cuando quieras incursionar a un nuevo mercado, exportando.
  • Cuando quieras introducir una innovación en el mercado.
  • Cuando estas en un sector maduro y la competencia es fuerte.

Las tres primeras son situaciones que implican novedades para el negocio y por lo tanto riesgos elevados por falta de conocimiento. Por eso un análisis de la competencia es de gran ayuda.

La última, supone estar de lleno en una carrera donde no puedes descuidarte y necesitas conocer a fondo lo que hacen tus competidores. Un paso en falso y podría ser el final de tu negocio.

¿Cuál es la utilidad del análisis de los competidores

La utilidad principal es contar con información de los competidores para tomar decisiones o diseñar estrategias que te permitan competir adecuadamente con ellos y lograr los objetivos que te has planteado.

Sea que tu objetivo sea ser líder del mercado, o estar entre los tres primeros en el mercado, o ganarle a determinado competidor, o introducir tu producto en el mercado, o algún otro objetivo; conocer a tus competidores te permitirá saber qué hacer para lograrlo.

En términos específicos conocer a tus competidores te servirá para:
  • Aprovechar tus fortalezas y las debilidades de tu competidor
  • Protegerte de tus debilidades
  • Tomar como referencia sus mejores estrategias
  • Identificar elementos de diferenciación de tu oferta con respecto a tus competidores, de manera que lo que ofrezcas ningún competidor lo ofrezca.
  • Prever la reacción de tu competencia, debido a que la creación de tu negocio puede provocar  reacciones de tus competidores.
  • Tomar precauciones al conocer de una futura estrategia que están por aplicar.

¿Quiénes son tus competidores, dónde están y cuántos son?

Es fundamental saber quiénes son tus competidores y además dónde se encuentran ubicados.

Identifica quiénes son tus competidores en cada uno de los tipos existentes: Competidores directos, competidores indirectos y competidores potenciales

Se puede identificar específicamente a los competidores utilizando los siguientes medios:
  • La forma más segura de identificar la competencia es una visita detallada a la zona donde se establecerá el negocio. Debes recorrer calle por calle el área en la cual se pretende establecer, marcando en un mapa la ubicación de potenciales competidores.
  • Consultar la sección amarilla
  • Por Internet
  • Consultar los periódicos y publicaciones locales
  • Preguntando a personas ligadas o conocedoras del sector del negocio
  • Existen asociaciones comerciales e industriales, y de ellos es posible obtener una lista de las empresas miembros.

Conocer el número de competidores en la zona geográfica del mercado donde se piensa establecer el negocio, proporciona información de grado de competencia existente y también si existe realmente un lugar para un nuevo competidor.

¿Qué aspectos debemos analizar de cada competidor?

Dependiendo del número de competidores, siempre es conveniente analizar a los tres más importantes. Lo principales aspectos que se debe saber de los competidores son los siguientes:

a)    Datos generales
  • Datos generales. Nombre de la empresa, dirección
  • Ubicación geográfica. ¿es mejor que la tuya?
  • Productos/servicio. Descripción. ¿Ofrece mayor variedad de productos que tú?
  • Marcas
  • Horarios de atención
  • Antigüedad
  • Sus resultados. ¿Es exitoso en este mercado? ¿Cuál es la participación de mercado? Reputación y satisfacción de la clientela.

b)    Objetivos

Averiguar ¿qué busca cada competidor en el mercado?, y ¿qué impulsa la conducta de cada uno de ellos?

Los objetivos posibles son los siguientes:
  • Elevar al máximo sus utilidades. Es el más probable. Se sienten satisfechas cuando los alcanzan, aun cuando pudieran producirse mayores utilidades mediante otras estrategias y esfuerzos.
  • Rentabilidad
  • Participación en el mercado
  • Flujo de efectivo
  • Liderazgo tecnológico
  • Otros

También es posible que el competidor tenga una mezcla de los objetivos indicados..

c)    Estrategias

Analizar las estrategias de la empresa en los diferentes aspectos:
  • Segmentación. Tipo de clientes, perfil ¿quiénes y cómo son sus clientes?
  • Posicionamiento y diferenciación. Cuál es la gran diferencia de la oferta?
  • Precios. ¿Ofrece precios más bajos que los tuyos?¿Y en qué tipo de productos?
  • Promoción. ¿Hace algún tipo de promoción?
  • Publicidad. ¿Qué tipo de publicidad hace? ¿qué destaca en sus mensajes?
  • Ventas y Distribución ¿dónde se vende sus productos?
  • Producción. ¿Producen directamente o tercerizan?
  • Logística. Proveedores con los que trabaja
  • Estrategia online. ¿Cómo hace negocios por Internet?
  • Recursos humanos. ¿terceriza el personal?

d)    Fortalezas y debilidades

Se debe analizar los siguientes recursos y capacidades del competidor:
  • Procesos. ¿Cómo son los procesos?
  • Estructura. ¿Qué estructura soporta el negocio?
  • Tecnología. Grado de desarrollo tecnológico.
  • Recursos humanos. Número y capacidades de los trabajadores.
  • Finanzas. Capacidad económica y financiera.
  • Dimensión y aspecto del local.
  • Tráfico de clientes.
  • Presencia de los dueños.
  • Stocks. ¿Tiene siempre en existencia los productos que piden los clientes?
  • Imagen
  • ¿Qué otros "atractivos" ofrece su negocio a la clientela?
  • Costos. ¿Son elevados, bajos o intermedios?

e)    Patrones de reacción

Es necesario conocer a fondo la mentalidad de los competidores para poder prever sus reacciones ante las acciones que emprendas.

Algunos perfiles de reacciones más comunes entre los competidores son:
  • El competidor rezagado: demora mucho en reaccionar ante cambios en sus competidores.
  • El competidor selectivo: reacciona solo ante cierto tipo de ataques.
  • El competidor tigre: reacciona con rapidez ante cualquier intrusión en sus dominios.
  • El competidor aleatorio: no tiene un patrón predecible de reacción.

En el siguiente blog te enviaré la segunda parte del análisis de los competidores.


Si te sirvió este artículo te invito a hacer clic en me gusta. 



Cómo conquistar a su cliente en la primera cita


De una u otra manera cuando un emprendedor inicia un negocio tendrá que visitar a su cliente para tener una primera reunión, sea para presentar a su empresa o para vender sus productos o servicios. Esta reunión con el cliente podemos compararlo con la primera cita que vamos a tener con la persona que vamos a cortejar y a quien esperamos cautivar y enamorar.

En esta primera cita pensamos en todos los detalles, pensamos en la ropa, el lugar, los platos, lo que se va a decir, las reacciones y muchas cosas más. Planeamos todo para una reunión perfecta. La reunión con el cliente debe ser tratado de la misma manera.

Debes tener conciencia clara que tus clientes son lo más importante para la empresa y la parte más difícil cuando se trata de enamorarlos.

Un aspecto fundamental al “enamorar” a un cliente es lograr una impresión favorable en él o ella en la primera cita. Para ello debes tener muy presente que así como un producto en la góndola de un supermercado, usted también tiene dos dimensiones: el contenido y el empaque, es decir, lo que se ve por fuera y lo que lleva por dentro.

Norman King dice “los primeros cinco minutos cuando se reúnen dos personas que no se conocen, para tratar de negocios, son definitivos para ambas. Cuando transcurrieron 5 minutos habrán ocurrido dos cosas: Usted ya sabrá exactamente cuanta confianza o desconfianza le inspira su interlocutor; su interlocutor sabrá exactamente cuánta confianza o desconfianza le inspira usted, lo que significa que sólo tienes 300 segundos para captar la atención de tu cliente y enamorarlo con una excelente presentación.”

Para lograr cautivar y “enamorar” al cliente primero debes prepararte. Son muchos los factores que intervienen para que tengas éxito en una primera cita, y mientras menos cosas dejes al azar será mucho mejor. Cuanto mejor sea tu preparación, tendrás más confianza, mayor seguridad tendrás de lo que vas a decir y hacer, y lograrás mejores resultados. A mayor preparación, menores errores.

Por ello planea el encuentro, y prepárate a conciencia en tu presentación personal y en la presentación del negocio.

Ten presente que las personas primero se harán una impresión de usted por lo que vean externamente, es decir en su presentación personal. Ello incluye su vestimenta e higiene personal, su apariencia, su cuidado personal, sus modales, su forma de caminar, el cómo usted sonríe e incluso –entre otras cosas – el cómo dé usted la mano.

A continuación te presento 10 consejos ganadores y probados que te ayudarán a tener éxito en la primera cita con su cliente.

1.    Cuidado personal: Su vestimenta e higiene

Vestuario. Aprendí que es mejor vestirse de acuerdo a la formalidad de la cita y según el cliente con el que te reúnes para causar empatía. Es tan inadecuado ir en jeans o pantalón chicle a una reunión como ir de traje a un matrimonio. Y en cuanto a los colores, estos deben guardar armonía.

Higiene y cuidado personal.  En general, siempre limpios. El hombre debe lucir bien afeitado, con un corte de cabello tradicional. La mujer con un maquillaje adecuado y discreto.

Tenga especial cuidado con su rostro. El 80% de la atención del cliente se dirigirá a su rostro. Procure que su expresión facial, así como su maquillaje sean correctos y oportunos.

2.    Logra empatía con el cliente

La empatía es la capacidad de entender los pensamientos y emociones ajenas, de ponerse en el lugar de las demás y compartir sus sentimientos. Es necesario ser capaces de captar los mensajes verbales y no verbales que la otra persona quiere transmitir y hacer que se sienta comprendida”.

La empatía permite conocer las expectativas e impresiones del público y, consecuentemente, actuar en forma asertiva y oportuna.

Por ello debe ponerse en el lugar del cliente y tratar de comprenderlo. Pregúntese cómo le gustaría que traten a usted en una situación similar. Interésese por lo que el cliente desea, y demuéstrelo con sus acciones.

3.    Sea cortés, siempre!

Al momento de contactar con un cliente, es usted quien debe llevar la iniciativa con el saludo. Sonría y salude.

Identifíquese. El cliente desea sentirse atendido alguien a quien identifique. Luego del saludo diga su nombre con claridad.

Con cortesía despídase dando las gracias. Frases como “es un placer”, “no hay de qué” y decir “muchas gracias" al despedirse del cliente, siguen siendo recursos ganadores en las relaciones interpersonales.

4.    Sonría

La sonrisa se relaciona siempre con las personas positivas, amables, agradables, y por el contrario, una cara dura, con el ceño fruncido, causa de inmediato un rechazo por parte de su interlocutor. Por eso, la primera técnica para lograr una primera gran impresión en el cliente, es que muestre una sonrisa amable al comunicarse con él.

Sonría usted primero. Si usted sonríe a alguien primero, generalmente, le devolverán la sonrisa.

Intente mostrar una sonrisa real, no fingida. Las sonrisas fingidas son fácilmente identificables, y causan exactamente el efecto contrario que estamos buscando.

5.    Llame por su nombre al cliente

Llamar a las personas por su nombre provoca una reacción positiva porque para cada uno de nosotros el nombre que llevamos es el más importante entre todos los demás. El escuchar que otra persona nos llame por nuestro nombre conlleva una alta carga de emotividad pues supone que para la otra persona somos importantes.

Por ello es importante citar el nombre del cliente de vez en cuando, sin exagerar, por lo menos al inicio, en el medio y al final de la reunión.

6.    Cuida tu lenguaje corporal

En una conversación cara a cara el componente verbal comprende un 35% y más del 65% es lenguaje corporal y gestos. El lenguaje corporal es fundamental en la comunicación, principalmente en los siguientes aspectos:

Su postura. Procura tener una postura erguida: reduce el estrés, te mantiene alerta, generas seguridad, elegancia y altura; mejora tu respiración y tu voz es más nítida.

Cuide su mirada. Hacer contacto visual con los demás es un aspecto muy importante en la interacción social. El hecho de no hacer contacto visual puede sugerir al cliente que no estás prestando atención, o que eres una persona tímida, o que eres descortés, o que estás mintiendo y no quieres que lo vea en tus ojos. Y al contrario, hacer contacto visual durante mucho tiempo puede incomodar al cliente, y puede ser interpretado como agresión y exceso de confianza.

Las manos a la vista. Los mensajes que se perciben de una persona con las manos ocultas crean desconfianza. Evita tener las manos ocultas debajo de la mesa o escritorio, cuida que estén, a todo momento, a la vista del receptor.

Salude con seguridad. Siempre que se vayas a estrechar la mano a una persona debes mirar a sus ojos. Cuide que su saludo se haga de manera firme y segura, evita saludar con debilidad o fuerza excesiva. Al saludar, tanto al inicio como al final de la reunión se debe esbozar una ligera  sonrisa.

7.    Escucha activa

Siempre utilice la escucha activa. La escucha activa significa escuchar y entender la comunicación desde el punto de vista del que habla. Es escuchar no solo lo que el cliente está expresando directamente, sino también sus sentimientos, ideas o pensamientos que subyacen a lo que está diciendo. Escuchar es fundamental para conocer las necesidades específicas del cliente, para conocer y entender su problema, inquietud, necesidad, deseo, expectativa o motivos.

8.    Logra un comportamiento de calidad en la reunión

No hay mayor muestra de desinterés o falta de respeto que llegar tarde a una primera cita. Asegúrese tener la dirección correcta y salir con tiempo. Sea servicial, amable, competente, educado, diligente. Muestre interés, actúe de una manera genuina. De preferencia apague su celular, dedíquele el tiempo completo al cliente.

9.    Al final, agradezca
Aunque la experiencia no haya sido favorable, si el cliente no muestra interés o no le gusta su presentación y no ha logrado su objetivo, no hay que ser descortés; agradezca al cliente por su tiempo y su atención.

10.  Envíe agradecimiento y propuesta

Si quedó en hacer llegar una propuesta o un presupuesto al cliente, envíale a la brevedad. Así demostrarás un real interés en atender sus requerimientos y que tu empresa siempre busca las mejores soluciones, de la manera más rápida y efectiva.

Ten presente que si el resultado final es negativo, y en esta primera vez puedes equivocarte, con ello no se acaba el mundo, tómalo como una gran experiencia. Será mejor si al terminar la reunión evalúas lo bueno y lo malo que hiciste.  De esta manera podrás reducir los errores y además potenciarás tus virtudes y fortalezas para que así tengas mejores resultados en las próximas reuniones con otros clientes.


¿Pone en práctica algunos otros consejos durante la primera cita con un cliente? ¿Puede contarnos su experiencia?

EL PODER OCULTO DE LA SONRISA


Ron Gutman realizó estudios sobre el poder de la sonrisa, y encontró una serie de beneficios y resultados que puede provocar la sonrisa en las personas. A continuación un resumen de lo expresado por él en su vídeo “El poder oculto de la sonrisa”.

Sonreír trae felicidad

Mi viaje empezó en california con un estudio de 30 años de la universidad de Berkeley que examinaba las fotos de los estudiantes de un viejo anuario tratando de medir el éxito y bienestar a lo largo de sus vidas.

Al medir las risas de los estudiantes los investigadores pudieron predecir cuan gratificantes y duraderos serían sus matrimonios, cuántos puntos obtendría ella en las evaluaciones de bienestar y cuanto inspiraría a otros.

En otro anuario me topé con una foto de Barry Obama. Cuando vi la foto por primera vez pensé que estos superpoderes procedían de su súper cuello. Pero ahora sé que se debía a su sonrisa.

Sonreír trae longevidad

Otra revelación surge de una investigación en 2010 de la universidad Wayne State que examinó tarjetas de beisbol de antes de 1950 de jugadores profesionales. Los investigadores hallaron que la amplitud de la sonrisa podía predecir su longevidad.

Los jugadores que no sonreían en las fotos vivieron un promedio de sólo 72,9 años mientras que los jugadores con sonrisas radiantes vivieron una media de casi 80 años.

Sonreímos para expresar alegría y satisfacción

En estudios realizados en Papúa Nueva Guinea, Paul Ekman, el investigador de expresiones faciales más reconocido del mundo, halló que hasta los miembros de la tribu fore, completamente desconectados de la cultura occidental, también conocidos por sus rituales poco comunes de canibalismo atribuían sonrisas a descripciones de situaciones de la misma forma que harían ustedes y yo.

Desde Papúa Nueva Guinea  hasta Holywood pasando por el arte moderno de Pekín sonreímos a menudo y lo hacemos para expresar alegría y satisfacción.

Sonreír es contagioso

¿Cuantas personas aquí en la sala sonríen más de 20 veces al día? Levanten las manos los que sí. Ah, bien. Fuera de esta sala más de un tercio de nosotros sonríe más de 20 veces por día mientras que menos del 14% sonríe menos de 5 veces.

De hecho, quienes tienen los superpoderes más sorprendentes son los niños: sonríen 400 veces al día.

¿Alguna vez se ha preguntado por qué estar rodeado de niños que sonríen constantemente hace que ustedes sonrían más a menudo? Un estudio reciente de la universidad sueca de Uppsala halló que es muy difícil fruncir el ceño al mirar a alguien que sonríe.

Se preguntaran porqué. Porque sonreír es contagioso a nivel evolutivo y elimina el control que normalmente tenemos sobre los músculos faciales.

El acto mismo de sonreír nos hace sentir mejor

Además de teorizar sobre evolución en "El Origen de las Especies" Charles Darwin también escribió la teoría de la respuesta facial. Su teoría dice que el acto mismo de sonreír realmente nos hace sentí mejor, en vez de considerar la sonrisa como un mero resultado de sentirse bien. En su estudio Darwin cita en realidad al neurólogo francés Guillaume Duchenne que usaba descargas eléctricas en los músculos faciales para inducir y estimular sonrisas. Por favor, no intenten esto en sus casas.

En un estudio alemán relacionado los investigadores usaron resonancia magnética para medir la actividad cerebral antes y después de inyectar botox para suprimir los músculos de la sonrisa. Los hallazgos respaldaron la teoría de Darwin mostrando que esta respuesta facial modifica el procesamiento neural del contenido emocional del cerebro de una forma que nos ayuda a sentirnos mejor al sonreír.

Sonreír es estimulante y saludable

La sonrisa estimula el sistema de recompensa del cerebro en formas que ni el chocolate -un inductor de placer muy conocido-  puede igualar.
Los investigadores británicos hallaron que una sonrisa puede generar el mismo nivel de estimulación cerebral que 2000 barras de chocolate. Esperen. El mismo estudio halló que la sonrisa es tan estimulante como recibir 16.000 libras esterlinas en efectivo.
Unos 25.000 dólares la sonrisa. No está mal. Piénsenlo de esta manera: 25.000 por 400... muchos niños por ahí se sienten como Mark Zuckerberg cada día. Y a diferencia del exceso de chocolate el exceso de sonrisas nos hace más saludables.

Sonreír disminuye el estrés

Sonreír puede ayudarnos a reducir el nivel de las hormonas que aumentan el estrés como el cortisol, la adrenalina y la dopamina; aumentar el nivel de hormonas que levantan el ánimo como la endorfina y reducir la presión sanguínea.

Sonreír es bien visto por los demás
Y como si eso fuera poco sonreír está bien visto ante los ojos de los demás. Un estudio reciente de la Universidad Penn State halló que cuando uno sonríe no solo parece más apacible y cortes sino que parece más competente.

Entonces si queremos vernos geniales y competentes, reducir el estrés, mejorar el matrimonio, sentir que acabamos de comer una barra de chocolate de alta calidad -sin pagar el costo calórico- encontrar 25.000 dólares en el bolsillo de una vieja chaqueta que no usábamos hace tiempo, o queremos adquirir un superpoder que nos ayude a nosotros y a quienes nos rodean a vivir más, con más salud, vidas más felices, sonriamos.